Viajeros del aeropuerto de Orlando se sienten seguros al visitar parques temáticos