Venezolanos pasan de ser los más felices a liderar las cifras de suicidio por ahorcamiento