Usa esa escoba

Usa esa escoba…

Una buena ama de llaves procura que el sucio y el polvo no
se acumule en ningún rincón, tampoco en las esquinas
ni repisas. Periódicamente la casa se revuelve
y se le da una limpieza total.
Demasiado a menudo en nuestras vidas permitimos
que negativas se acumulen en los rincones
de mente. Afrontamos los problemas obvios
a medida que se van presentando, pero le permitimos
a las pequeñas dificultades que se amontonen en las esquinas
de nuestra mente, y a muchas de ellas las empujamos
al subconsciente, y tratamos de olvidarnos de ellas.
Por ejemplo, si se nos presenta un problema
de salud o económico, nos ponemos a trabajar
al respecto inmediatamente; pero si, por el contrario,
alguien nos ha injuriado, en vez de manejar espiritualmente
el incidente en ese momento, lo guardamos y, quizás,
hasta lo empacamos con algo de resentimiento.
Nos comportamos de la misma manera con muchos
problemas de índole similar, tales como envidia, celos,
falso orgullo y diversas fallas de carácter.
Estos problemas deberían ser tratados en la medida
que van apareciendo. Pero, sea como fuere,
si has permitido que se acumulen, ahora es el momento exacto
para barrerlos y sacarlos de las esquinas donde se han acumulado.
Si alguien te ha injuriado, perdónale ahora,
y termina con eso de una vez.
O si has herido a otra persona, pide el perdón de Dios
y reclama Su bendición sobre la otra persona,
así como también sobre ti mismo.
Encárgate de otras dificultades de manera similar.
Sé como una buena ama de llaves.
Barre todas las cosas negativas fuera de tu casa,
no escondas la basura bajo la alfombra,
ya que sólo permanecerán allí para fastidiarte más tarde.
Limpia todo rincón y esquina -y Dios te hará merecedor
de mayores logros en el futuro, porque tu casa estará
construida sobre la Roca que es la Verdad, y nada más.image