Una iglesia sin mancha y arrugas

image

Todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo,

sea guardado irreprensible para la venida de

nuestro Señor Jesucristo.

Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,

a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa,

que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante,

sino que fuese santa y sin mancha.

A quien anunciamos, amonestando a todo hombre,

y enseñando a todo hombre en toda sabiduría,

a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre.

La paz de Dios sobrepasa todo entendimiento.

La paz de Dios gobierne en vuestros corazones,

a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo.

Y el mismo Jesucristo Señor nuestro,

y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y

nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia,

conforte vuestros corazones y

os confirme en toda buena palabra y obra.

El cual también os mantendrá firmes hasta el fin,

para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo.

I Ts. 5:23 Ef. 5:25,27 Col. 1:28 Fil.4:7 Col 3:15

II Ts. 2:16,17 I Co.1:8

De Mensajes Cristianos

1 le gusta