“una actitud del corazÓn”

Dios quiere, pues, que nuestras relaciones con él estén impregnadas a la vez por una reverencia filial y de un profundo amor.
El cristianismo, es el amor de Dios que se manifiesta al mundo por medio de Cristo; y toda nuestra religión debe orientarse a contemplar este amor en Cristo y a responder al amor de Cristo para alcanzar a Dios,.

Tal es el plan divino, tal es el pensamiento de Dios sobre nosotros. Si no nos adaptamos a él, no habrá para nosotros ni luz ni verdad; no habrá seguridad.

Ahora bien, la actitud esencial que reclama de nosotros ese plan divino es el de hijos adoptivos.
Seguimos siendo seres sacados de la nada
,y dependemos de su Gracia a travez de JESUCRISTO

1 le gusta