Trump y Biden se verán las caras en un segundo debate marcado por la decisión de apagar los micrófonos de los candidatos