Tomás Boy usa chistes para aligerar el entorno en Cruz Azul

MÉXICO – El plantel de Cruz Azul espera mucho del técnico Tomás Boy, a quien le atribuye una nueva motivación, pues “veníamos un poco sobajados por los malos resultados”, que podría llevarles no solo a vencer a Dorados el sábado en la presentación del ‘Jefe’ en el timón celeste, sino a intentar la calificación, por más difícil que parezca.

Así lo piensa el mediocampista argentino Fernando Belluschi, quien manifestó esta mañana que al tomar las riendas del equipo, Boy empezó por trabajar la parte anímica, la emocional.

“Hizo más hincapié en tratar de que estemos contentos, en pensar en mejorar, en tirarnos algunos chistes para sentirnos en confianza. Luego, cada técnico tiene sus formas y de poquito va tratando de meter sus ideas y que las vayamos entendiendo”.

Aseguró que Boy absorbió un poco la presión que había, lo cual liberó un poco a los jugadores.

Belluschi, quien en el presente Apertura 2015 llegó como refuerzo, tiene mucha confianza en que el sábado, como anfitriones de Dorados en el Estadio Azul, todo eso nuevo que está implementando el relevo de Sergio Bueno se plasme en la cancha y la Máquina vuelva a ganar en la liga, a disputarse la jornada 13.

“Por ahora no conocemos a Boy demasiado, pero tiene buen carácter; de a poco lo iremos conociendo, lo mismo que a sus colaboradores. Podemos mejorar y tener un buen cierre”, dijo con convicción Belluschi.

Recalcó que es lógico sentirse mal cuando ve al equipo en una mala posición en la tabla, al margen de saber que se cuenta con un gran plantel para ser protagonista.

Personalmente, dijo sentirse bien para ser tomado en cuenta por Boy, aunque sabe que el estratega elegirá a los 11 que mejor estén para afrontar el compromiso, en la reanudación del torneo tras la fecha FIFA.

“Estamos en una situación de no perder puntos. Se junta todo el sábado: podría ser la última oportunidad para aspirar a calificar, en cambiar la imagen, en demostrar que recuperamos la confianza. Estados dos semanas con Tomás tratamos de sumar cositas, y el sábado es el partido ideal para cambiar la imagen”.