Tips para el regreso al trabajo luego de las vacaciones

Cuando finalmente llegues al trabajo o a la oficina, hazlo con pausa. Si te has organizado bien, no tendrás pendientes sin culminar desde antes de tu partida. Si los tienes, procura dividirlos en dos, tres o más días, para no llenarte del estrés de intentar hacerlo todo el día de tu regreso.

Aunque seguramente has regresado energizado y con muchas anécdotas, evita pasarte el día pensando en tus vacaciones y hablando al respecto, viendo fotografías, comentando con tus compañeros de trabajo. Esto sólo te impediría el normal regreso a las labores, distrayéndote de tus responsabilidades. Mucho mejor será dar una breve reseña en el momento del descanso, dedicarte a tus labores, y comentar luego los detalles al finalizar la jornada de trabajo, o bien en una próxima reunión en el fin de semana.

Prolonga la sensación vacacional

Durante las vacaciones puedes estar relajado, distendido, pero al regresar al trabajo debes concentrarte en las labores y responsabilidades. Esto no significa tampoco que no puedas prolongar la sensación vacacional, por ejemplo, conservando un brazalete, colocando una fotografía del sitio de las vacaciones como fondo de pantalla en el ordenador o del modo en que prefieras, que sea apropiado. Con ello nos referimos a que no es conveniente usar las mismas ropas o peinados especiales que usaste en tus vacaciones, ni intentar seguir el ritmo horario.

Siempre es buena idea planificar a tiempo, y con anticipación. Si se aproxima el período de vacaciones, comienza desde dos meses antes a averiguar destinos y promociones. Lo ideal es tener pactado el destino, el alojamiento o el paquete vacacional un mes antes de la fecha de partida, para poder hacer trámites, cumplir con requisitos médicos, comprar dinero de la moneda extranjera si fuera necesario y todo sin apuros, sin elevar tu nivel de estrés en las vacaciones.

Divide el tiempo de vacaciones

Si en tu trabajo te permiten una cierta cantidad de días de descanso y vacaciones al año, intenta dividir este período en varias mini-vacaciones, para tener dos descansos en lugar de sólo uno extendido. Por ejemplo, si tienes dos semanas en total al año para tomarte vacaciones, disfruta de un descanso una semana en verano y otra en invierno, o fuera de temporada (una en primavera y una en otoño). Así, al avanzar el año podrás tener más descanso y, al llegar el final del año laboral, no estarás tan agotado como si no hubieses frenado en meses y meses.

5 Me gusta


/

1 le gusta

BUENOS
https://www.helloforos.com/uploads/short-url/56huv3VNu8Pmnc4IX1Cag2ekPyd.gif

1 le gusta

Buenas recomendaciones que tendré en cuenta, me agrado el tema gracias

1 le gusta

Ay que se acaban las vacaciones


no bueno

![image](upload://j421QlskjwwjEz4p8PgTMVUUDgT.png)

1 le gusta

Excelentes tips que compartes, gracias

1 le gusta

Saludos amix gracias por compartir y por tu apoyo a mi casita musical

Feliz jueves


:minidisc:

1 le gusta