Té de boldo

Plectranthus ornatus Codd es una planta conocida comúnmente como Boldo Paraguayo, también conocido como Atamel y en Venezuela como ‘matica de acetaminofén’.
Las hojas se utilizan con fines culinarios, sobre todo en América Latina, de una manera similar a las hojas de laurel y también se utiliza como té de hierbas, principalmente en Chile, Bolivia, Argentina, Paraguay, Perú, Uruguay, Brasil y los países vecinos de América del Sur.
Su uso
El boldo se ha convertido en una planta que posee múltiples propiedades beneficiosas para el organismo.
Tal es así, que es una hierba muy útil, particularmente para el sistema digestivo y también tiene diversas cualidades, que la han convertido en una herramienta de cabecera en la medicina natural.
Enfermedades del hígado (hepatitis, cólicos, estreñimiento), fiebre, trastornos estomacales, indigestión, distensión abdominal, estreñimiento, apatía, insomnio, cálculos biliares, resacas, reumatismo y amebas.

Contraindicaciones
El té de boldo debe ser utilizado bajo la supervisión de un profesional de la salud que esté familiarizado con el uso de hierbas.
A pesar de sus beneficios, el boldo contiene cantidades significativas de ascaridol, un compuesto tóxico.
La sobredosis de boldo puede llevar a la sobre excitación, calambres, reflejos exagerados y convulsiones, de acuerdo con la “Guía Práctica de Medicina Natural” de la American Pharmaceutical Association.
Lo ideal es que no sea consumido por personas que sufren de irritaciones renales, así como tampoco por mujeres embarazadas ni pacientes de enfermedades hepáticas graves.
También es recomendable interrumpir su uso después de períodos largos.
image

image

2 Me gusta

Bien yo lo tome en pastillas