Tampones y toallas femeninas: ¿tienen compuestos peligrosos?

image

En la reunión anual de accionistas de Procter & Gamble, que tuvo lugar el 13 de octubre en Cincinnati, un grupo de manifestantes se agrupó en la calle para protestar. Querían denunciar que la empresa utiliza químicos peligrosos en sus productos para la higiene personal femenina. Una de las presentes, Stephanie Phillips, enfundada en una caja gigante de tampones Tampax, explicó que se están usando químicos peligrosos ocultos, que no son declarados en las etiquetas y los envases.
Pero no solo Procter tiene problemas: también su principal competidora Kimberly-Clark, fabricante de las toallitas y tampones Kotex, recibe numerosas quejas de las usuarias por los mismos motivos. Estos productos están regulados como insumos médicos y no como productos para el cuidado personal.
Esto significa que los fabricantes no están obligados por ley a mencionar todos los componentes en el envase o las etiquetas.