Sin mucho para festejar

#1

Jesús Carvajal México, Monterrey

El sufrimiento y molestia de la afición durante más de 80 minutos fueron mitigados en parte por la enjundia del defensa central Alonso Zamora.

Tras un primer tiempo de pesadilla, los jugadores de Tigres se conectaron tardíamente en su debut en la Liga de Campeones Concacaf.

Los abucheos al ecuatoriano Joffre Guerrón por fallar un penal y en general a un equipo que parecía desganado en la cancha, fueron sustituidos al final por una alegría mesurada y cánticos por la sufrida victoria de 2-1 ante un rival, en el papel, "incomparable" al de los felinos.

El partido, originalmente programado a las 20:00 horas, pero adelantado a las 19:00, empezó con una entrada de no más de 5 mil personas, quienes presenciaron una parcial victoria de los salvadoreños.

Hasta los Libres y Lokos que acudieron al estadio fueron pocos y por primera vez en mucho tiempo se veía en su nicho más tribuna que aficionados saltando.

"Vamos, pin... hue...", gritó un aficionado cuando veían el concierto de pases laterales que los pupilos de Ricardo "Tuca" Ferretti daban en la cancha.

Eso sí, Tigres salió más prendido para el segundo tiempo.

Pero los dos goles de Zamora, un jugador que quizá ya nadie se acordaba que seguía en el equipo, salvaron la noche y al equipo de un descalabro que hubiera sido vergonzoso en la Concacaf.

Camino a sus casas, la gente no parecía efusiva como en otros triunfos, quizá menos enojada porque su equipo ganó, aunque era un duelo que parecía fácil.
r

1 me gusta
(Juangerson) #2

Vamos zanorita....te aventaste bro!