Seguro de vida con beneficio en vida: no es necesario dejar de existir