Se adueñan del Azteca

Ulises Gutiérrez México, Cd. de México

Una vez más, la afición de Tigres se hizo sentir en su visita al Estadio Azteca.

Quizá no tan numerosa como las últimas veces (una de ellas en la Final del Apertura 2014) pero los fieles universitarios no fallaron al momento de apoyar a su equipo.

Incluso por momentos se adueñaron del ambiente del inmueble, el cual se vio a la mitad de su capacidad, y sólo fue cuando la afición local apretó en los momentos finales del juego que les robaron protagonismo.

La comitiva tigre (4 mil integrantes) arribó al Coloso de Santa Úrsula en alrededor de 30 camiones y se adueñó de la cabecera sur, desde la cual no pararon los cánticos y ovaciones a sus ídolos en el campo.

La primera porra se escuchó a la salida de Ricardo Ferretti del vestidor a la cancha, como si la ausencia del “Tuca” en la Fecha FIFA (por irse de interino del Tricolor) hizo valorar más su presencia en los auriazules.

Tras el tanto de André-Pierre Gignac la fiesta en la tribuna se elevó y mantuvo el ritmo hasta el final del juego, aunque también apareció la duda en el momento que el América apretó en la recta final, tras la roja a Jürgen Damm.

Sin embargo, todo quedó en el susto y con el silbatazo final la afición felina pudo festejar un triunfo en el Azteca por primera vez desde el Clausura 2013.

Quizá por ello la ovación más fuerte fue la última, en la cual los jugadores se acercaron a la tribuna para agradecer la compañía y aliento que les dieron durante todo el encuentro.

Ahora a cargar pilas para encarar el Clásico ante Monterrey.

1 le gusta

Bien por ellos que antr tal sacrificio vieron a nuestros Tigres ganar