Rusia acusa a EEUU de dejar escapar al IS para debilitar a Asad

image

La noticia de que tropas rusas estaban haciéndose notar en Siria ha activado algunas alarmas ante una nueva escalada del conflicto, que tiene al presidente sirio, Bashar Asad, arrinconado entre el Estado Islámico (IS, pos sus siglas en inglés) y el resto de fuerzas que le combaten.

Rusia ha negado que haya cambiado su nivel de implicación, hasta ahora oficialmente consistente en armas y especialistas. Y de paso, el propio ministro de Exteriores ruso ha acusado veladamente a EEUU de estar dejando escapar al

Estado Islámico en algunas posiciones para debilitar así al presidente Asad, que es uno de los pocos aliados de Rusia en la región. Incluso cuando hay datos claros sobre posiciones del IS “EEUU, no da el visto bueno a asestar el golpe”, ha denunciado el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov