Rosa Robles: regresa a casa la mexicana que pasó 15 meses en iglesia

image

Este miércoles, la inmigrante mexicana Rosa Robles puso fin a su encierro en una iglesia de Arizona para evitar ser deportada de Estados Unidos.

Robles comenzó su encierro porque iba a ser deportada por una multa de tráfico que recibió cinco años antes. El diario Arizona Daily Star, en su sitio web, cita a la abogada de Robles, Margo Cowen, diciendo que su clienta había llegado a un acuerdo confidencial con las autoridades federales de inmigración que le permitía vivir sin temor a ser deportada.
Para evitar ser deportada a México y tras una sugerencia de su equipo legal, se encerró en una iglesia en Tucson.

Pensó que iba a estar un par de semanas, pero esta semana cumplió 400 días refugiada en el templo Southside Presbyterian Church.