Residentes se quejan por una "Sex Shop" que abrió muy cerca de un parque en Fort Lauderdale