Redes sociales ayudan en historico exodo cubano a usa🇺🇸🇺🇸

PEÑAS BLANCAS, Costa Rica (AP) — Cuando el verano comenzó a calentar la ciudad de Espíritu Santo, en Cuba, Elio Álvarez y Lideisy Hernández decidieron vender su pequeño apartamento y todo lo que había en él por 5.000 dólares, para unirse al movimiento migratorio más grande que haya tenido lugar en la isla desde décadas.

La compra de dos teléfonos celulares a 160 dólares cada uno, en una escala de su viaje por Ecuador, les permitió establecer contacto con una red de cubanos altamente organizada, bien financiada y cada vez más exitosa, que utiliza las redes sociales y las aplicaciones de smartphones para guiar a los que vienen en una travesía de unos 5.500 kilómetros (3.400 millas) por tierra, y que se ha vuelto la ruta principal del éxodo isleño a Estados Unidos.

Se espera que este años unos 45.000 isleños se desplacen en buses, barcos, taxis o a pie desde Ecuador u otros países de Sudamérica, pasando por Centroamérica, hasta llegar a la frontera mexicana con Texas o California, temerosos de que la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba termine con los privilegios migratorios, que datan de la Guerra Fría, de los que gozan los cubanos.

Miles más saldrán en balsas a través del estrecho de la Florida, lo que hace que 2015 sea testigo del mayor desplazamiento de cubanos al extranjero desde que el éxodo de Mariel en 1980, que llevó a 125.000 personas a salir de la isla por este estrecho floridense rumbo a Miami.

El éxodo por tierra causó una crisis fronteriza en Centroamérica, desató tensiones entre Estados Unidos y Cuba, cuya relación se ha distendido, y provocó un aumento de solicitudes al gobierno de Estados Unidos para que ponga fin al derecho que tienen los cubanos de pedir la residencia legal un año después de que toquen suelo estadounidense.

En el corazón de todo se encuentra la habilidad de los cubanos para cruzar uno de los territorios más peligrosos del mundo relativamente indemnes del daño que les puedan infligir policías, guardias fronterizos corruptos, bandas criminales o traficantes de personas, conocidos como coyotes, que les hacen la vida imposible a muchos otros inmigrantes latinoamericanos. La clave para hacerlo es el flujo de información entre los migrantes que apenas empiezan el viaje y los que acaban de terminar la faena.

Los inmigrantes cubanos arrancan con una ventaja que otros latinoamericanos soñarían con tener: muchos de los países a lo largo de la ruta dejan pasar a los cubanos porque su gobierno no atienden a las solicitudes de información que se hace sobre su identidad, lo que permitiría deportarlos. Y quienes se quedan sin dinero durante el viaje, tienen acceso a cientos o miles de dólares enviados por sus familiares en Estados Unidos, uno de los grupos de inmigrantes más prósperos de ese país.

Una vez llegan a la frontera con Estados Unidos les basta con ir a un puesto fronterizo y declarar su nacionalidad para poder ingresar. Esto les evita aventurarse a cruzar la frontera por el río o el desierto, como si le toca hacerlo a muchos otros inmigrantes de otros países que buscan evadir la Patrulla Fronteriza. Estadísticas estadounidenses muestra que 45.000 cubanos llegaron a puertos fronterizos terrestres de Estados Unidos en los 12 meses comprendidos entre el 20 de septiembre de 2014 y el 20 de septiembre de 2015. Se espera la misma cantidad para el próximo año.

En su travesía, los cubanos deben navegar por selvas, ríos, y cruzar al menos siete de fronteras internacionales y países, algunos de los cuales se encuentran en las garras de grupos de pandillas responsables de algunas de las más altas tasas de homicidios del mundo.

Cuando se les pregunta por el secreto del éxito de su travesía, cubanos entrevistados en refugios a lo largo de la frontera entre Costa Rica y Nicaragua respondieron, casi de manera unánime, que los teléfonos celulares baratos, los planes de datos y Facebook son los responsables.

“Nosotros estamos totalmente y siempre alerta a los teléfonos, este es nuestro mejor amigo: el teléfono, siempre activado, y siempre estamos listos a escucharlo”, dijo Alvarez, señalando a su Samsung Galaxy Mini 3S a las afueras de una estación fronteriza al norte de Costa Rica, donde él y unos 2.000 inmigrantes cubanos más están a la esperan a que se resuelva un conflicto regional desencadenado por el cierre de la entrada a Nicaragua.

El sonido metálico que avisa que un nuevo mensaje llegó al Messenger de Facebook se ha convertido en la banda sonora de este movimiento migrante. Los cubanos consultan a sus amigos a lo largo de la ruta, preguntan por rutas de autobuses, el cierre de fronteras y cuál es la tarifa que cobra la notoriamente corrupta policía colombiana.

“A uno le van aclarando las personas, en qué momento puedes sacar dinero, en qué momento puedes llegar, a qué hotel puedes dirigirte”, dijo Annieli de los Reyes, farmacéutica oriunda de la ciudad oriental de Camagüey. “En todas esas cosas se corre menos riesgo y vas con más seguridad y tranquilidad”.

Aunque muchos viajan grandes extensiones de terreno sin contar con la ayuda de los coyotes, otros dependen de traficantes, especialmente cuando tienen que cruzar fronteras complicadas.

El 10 de noviembre pasado, un grupo de policías fronterizos de Costa Rica, con la ayuda de Estados Unidos, detuvo a 12 personas sospechosas de ayudar a una banda internacional a cobrar entre 7.000 y 15.000 dólares a los cubanos por llevarlos desde Sudamérica a la frontera con Estados Unidos, o 400 dólares por trasladarlos de manera segura a través de Costa Rica.

Fuera de esta operación, Costa Rica detuvo a los cubanos que llegaron a un poblado llamado Paso Canoas, en la frontera con Panamá. La cantidad de migrantes ascendió a unos 1600 y luego Costa Rica anunció, el 13 de noviembre pasado, que les permitiría transitar por el país rumbo a Nicaragua. Nicaragua, que se quejó por no ser consultado acerca de la decisión, envió soldados a la frontera para bloquear su paso, lo que el 15 de noviembre desencadenó una serie enfrentamientos menores en el cruce de Peñas Blancas.

La disputa ha dejado a unos 2.000 cubanos varados en refugios y campamentos improvisados para migrantes en la provincia de Guanacaste, fronteriza con Nicaragua. El grupo cada vez se hace más grande: decenas de personas llegan a diario. La oficina local de Movistar aumentó de dos a siete las furgonetas que venden celulares y planes de datos en esta frontera. La mayoría se estacionan de manera permanente afuera de los campamentos temporales, o en escuelas e iglesias que también los alojan. Les venden paquetes 2 X 1 de tres dólares por cada megabyte.

Los gobiernos de Centroamérica convocaron a una reunión de emergencia para tratar la crisis. Será a puerta cerrada y tendrá lugar el martes en El Salvador. Nicaragua, país socialista y aliado de Cuba, no ha respondido públicamente a una propuesta de Costa Rica de crear un “corredor humanitario” para que los cubanos viajen sin obstáculos rumbo a Estados Unidos.

Cuba, entretanto, ha realizado una serie de declaraciones públicas culpando a las políticas migratorias de Estados Unidos por atraer a miles de cubanos y, especialmente, por la fuga de cerebros y de profesionales que la isla educa y que son necesarios para su economía puesto que están en su mayoría se trata de cubanos adultos aptos para trabajar. Irónicamente, el gobierno cubano comparte la tesis de un creciente número de legisladores cubano-americanos que dicen que la Ley de Ajuste Cubano, propia de la Guerra Fría, está siendo abusada por los inmigrantes económicos de Cuba, en lugar de ser concedida a los refugiados políticos, como originalmente estaba prevista.

Observadores internacionales dicen las políticas de Cuba también han impulsado este movimiento migratorio, que hace que los cubanos que están descontentos se vayan mientras que aumenta la cantidad de personas que envían remesas e inyectan efectivo a una economía hambrienta de dinero circulante. Hace tres años, el gobierno comunista eliminó el requisito de tramitar un permiso de salida y comenzó a permitir que los cubanos, que establecieran su residencia en Estados Unidos, pudieran mantener sus propiedades en la isla y conservar el acceso a sus servicios sociales.

Geny Machado trabajaba en un almacén en el barrio habanero de Guanabacoa, antes de que iniciara su periplo migratorio de Trinidad y Tobago a Venezuela. Allí inició otra travesía al norte, de varios meses de duración y con varias escalas para trabajar y ganar dinero. Otros cubanos entrevistados en Costa Rica salieron desde el sur del continente: desde países lejanos como Chile, Argentina o Brasil.

http://www.vivelohoy.com/wp-content/uploads/2015/11/mainjpgauthTokeneNoNwVEOwiAMANATYQotlH002TH8RWSOBIVkGWrSw-t7Wj4S0Eey7NERJEjzVUKxwXzxiaRt2YhJBMjbCYkhsAA-ZZQe70LO2dBz0ParK2lddZZWt795L7U88qwXnwrOMtaeA17-vrgVqHMDgIxBh-1fwnjw-860x573.jpeg

Fotografía del sábado 21 de noviembre de 2015 de migrantes cubanos haciendo fila para recibir desayuno de parte de una iglesia evangélica, fuera de la sede de un control fronterizo en Peñas Blancas, Costa Rica, en la frontera con Nicaragua. (Foto AP/Esteban Félix)

2 Me gusta

si todos estos se juntaran a hacer un ejercito sacaban a fidel y su prole de las greñas…!!! como a gadafi…!!! pero es mas comodino buscar refugio… en lo ya echesito y facilito… velda’ todo por evitar la fatiga… y enfrentamientos que dan flojera… si estados unidos les tiene ayuda en los miamis solo con estirar la mano… que fidel se quede con su ingrata isla… estos y los de mas se la han regalado… a ellos no les sirve la chatarra… si estados unidos tiene lo nuevo y sin fatiga… a lo comodino aprobechando no le sacan… :unamused:

1 le gusta

1 le gusta

Esta hija de su tapu moder hablando de orejas jajaja.
Perra asquerosa.

aqui una muestra de el lexico niurko… de congal… no niegan la cruz de su esquina y genes…ni como ayudarlas ingratas… :unamused:[quote=“Liz, post:4, topic:49150, full:true”]
Esta hija de su tapu moder hablando de orejas jajaja.
Perra asquerosa.
[/quote]