Recréate en la paz de mi presencia

Esta paz puede ser tu porción en todo tiempo y en toda

circunstancia.

Aprende a refugiarte en lo secreto de mí incluso cuando estás ocupado

atendiendo a tus deberes.

Yo estoy contigo y en ti; además, voy delante de ti abriéndote

camino y también junto a ti.

Nunca encontrarás un compañero tan fiel como yo.

Debido a que soy tu compañero constante, debería haber una agilidad en tu caminar que todos lo noten.

No te recargues con problemas y asuntos pendientes porque yo te estoy

ayudando a llevar la carga.

En el mundo siempre tendrás pruebas y aflicciones pero no dejes

que te aplasten.

Yo he conquistado el mundo y le he quitado el poder que podría tener para

hacerte daño. En mí puedes tener una paz auténtica.

SALMO 31.19-20; JUAN 16.33

S.Young