¿Qué es la acidez?

¿Qué es la acidez?

Como acidez suele denominarse a la molestia que ocasiona la salida del ácido que normalmente se encuentra en el estómago hacia el esófago, provocando la irritación de este último.

El término acidez es utilizado por los pacientes, describiendo a diferentes síntomas asociados a la incomodidad tras la ingesta de alimentos. A menudo, es utilizado como sinónimo de indigestión (aunque cada vez se hace más patente la diferencia entre ambos y se emplea para referirse específicamente al dolor o molestia abdominal alta), caracterizada por molestias asociadas a la toma de alimentos parecidas a las acontecidas en la úlcera péptica (aunque no necesariamente tiene que estar presente esta entidad patológica o los síntomas deben ser debidos a ella).

La acidez y el reflujo son muy comunes, el 10 por ciento de la población experimenta estos síntomas por lo menos una vez a la semana. Por ejemplo, el 25 por ciento de las mujeres embarazadas experimentan acidez o padecen otros síntomas relacionados a la acidez. Aunque rara vez ponga en peligro la vida, la acidez frecuente o severa puede limitar las actividades de la vida diaria y la productividad y desencadenar complicaciones mayores. Sin embargo, la mayoría de las personas encuentran alivio al seguir un programa de tratamiento consistente y comprender las causas de manera apropiada.

Los síntomas de acidez pueden confundirse con los de un ataque cardíaco. Por tal razón, es importante que busquen ayuda inmediatamente si estos síntomas están acompañados de alguno de los siguientes: Falta de aire, sudores, dolor en la mandíbula, cuello y brazo, sensación de estar frío, náuseas y vómito.

¿Qué lo provoca?
La acidez es debida a un mal funcionamiento del esfínter inferior del esófago (cardias), el cual no se cierra bien o se abre más de lo debido. De tal manera que el ácido que se encuentra en el estómago puede pasar al esófago con facilidad, produciendo así la irritación del esófago y por tanto la sensación de acidez. Este padecimiento también puede ser debido a enfermedades del sistema nervioso central. Pero la condición más común es que este síntoma se deba a la presencia de una hernia hiatal y se origina cuando el estómago se apoya parcialmente en la cavidad del pecho debido a una debilidad del diafragma. Una hernia hiatal persistente puede producir una acidez considerable. Sin embargo, muchas personas que han experimentado acidez no padecen de hernia hiatal. De la misma manera, muchas personas que tienen hernia hiatal no sufren de acidez. Por lo general, las pruebas y las terapias se centran en la acidez en vez de la hernia hiatal.

La acidez también se encuentra en una patología que se conoce como reflujo gastroesofágico o reflujo ácido. El esfínter esofágico bajo (cardias), está localizado al final del esófago y se abre durante la ingesta para dejar pasar la comida hacia el estómago. Luego el músculo (cardias) se cierra rápidamente para evitar que la comida y los jugos gástricos regresen al esófago. Cuando el cardias no funciona perfectamente el reflujo gastroesofágico se presenta y puede ser por debilidad o relajamiento. Esto permite que los jugos gástricos regresen al esófago, produciendo acidez. La acidez a veces recibe el nombre de indigestión ácida y por lo general se presenta después de las comidas. La dispepsia funcional, la gastritis superficial o profunda, las úlceras pépticas, son causas de lo que llamamos vulgarmente “acidez estomacal”.

Si bien se creía que todos estos procesos estaban provocados por la hipersecreción ácida, hoy se sabe que el H. Pylori es el causante de trastornos en la mucosa gástrica. La ureasa producida por el microorganismo cataliza la transformación de urea en amoníaco, el cual le permite sobrevivir en el entorno ácido del estómago. Pero puede erosionar la barrera mucosa y producir una lesión epitelial.

También el uso continuado de analgésicos perturba la defensa y reparación de la mucosa estomacal, haciéndola más susceptible al ataque ácido. Sin embargo, más allá de las causas, se dan habitualmente conductas y hábitos que predisponen a padecer estos trastornos. Estos hábitos pueden ser cambiados teniendo la suficiente información.

En condiciones normales o fisiológicas del estómago. Este órgano perteneciente al aparato digestivo es capaz de liberar 2.5 litros de jugo al día. Este jugo es ácido y corrosivo para otros tejidos, por lo que también es liberado bicarbonato para neutralizarlo.

19 Me gusta

14 Me gusta

4 Me gusta

http://i.imgur.com/rsjjkle.gif

1 le gusta




1 le gusta

1 le gusta

http://www.grafiksmania.com/glitter/grazie/44061223.gif

2 Me gusta

http://i.imgur.com/BKlLowq.png

1 le gusta

http://www.grafiksmania.com/glitter/grazie/44061223.gif

muy interesante
https://www.helloforos.com/uploads/short-url/oaqQK5ZXRIpFk8Xx5OhY0pWxNTm.gif

1 le gusta

image

1 le gusta

1 le gusta

1 le gusta

1 le gusta

1 le gusta