¿Qué causa el desánimo? (4)


Cuarta causa: el temor. Cuando vives en medio de gente negativa mucho tiempo acabas contagiado de su negativismo. Cuando escuchas a alguien decir continuamente
‘No se puede hacer’, al final acabas creyéndolo. Así que elige bien las compañias. Evita a personas que refuerzan tus temores y ponte al lado de aquellos que edifican.
¿Tienes temores ahora mismo que te están desanimando e impidiendo desarrollarte y crecer? ¿Temes las críticas o el ridículo? ¿Tienes miedo a dar el gran paso de buscas un nuevo empleo? A lo mejor te asuste el pensar que no vas a dar la talla. Quizás te preocupe que no vayas a saber aguantar la presión. Tal vez sea el temor de creer que tienes que ser perfecto. Una cosa es segura: ¡ el temor siempre te va a desanimar ! ¿En quien estás confiando? Si es en ti mismo o en otros lee esta promesa: “El Señor va delante de ti; Él estará contigo, no te dejará ni te desamparará. No temas ni te intimides”.
José Luis Santamans