Primeras pruebas en humanos de implantes de memoria digitales

image

Una vida sin memoria no sería vida, resumía el extraordinario Luis Buñuel.
Una frase que encierra la humanidad de nuestros recuerdos, marcados irresolublemente con fecha de caducidad. Por ahora, un neurocientífico estadounidense ha comenzado a probar en humanos unos implantes de memoria que podrían ayudar a combatir enfermedades como el Alzheimer y dignificar la última parte de la vida de cada ser humano.
Cada año millones de personas en todo el planeta sufren la horrible experiencia de perder parte de su memoria, ya sea por derrames, lesiones cerebrales que afectan especialmente a militares o jugadores de fútbol americano o boxeadores, enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o porque el tiempo pasa, que diría Silvio Rodríguez.

image

Después del éxito en las pruebas con ratas y monos, el equipo de Berger ha iniciado las primeras pruebas de los implantes de memoria en el cerebro humano.
En concreto, los investigadores han sido capaces de desarrollar un algoritmo que es capaz de predecir el 80 por ciento de los patrones cerebrales que conducen a generar recuerdos a largo plazo en una serie de pacientes con epilepsia.