Prepara y consume búlgaros de agua por tu salud

http://images.locanto.com.mx/1143282495/Bulgaros-de-Leche-y-Tibicos-para-Bebidas-Deliciosas-Saludables_6.jpg
¡Hagamos experimentos en favor de nuestra salud!

Los búlgaros o kéfir de agua, también llamados tíbcos u hongos chinos, son colonias de bacterias benignas, de origen y uso ancestral. Son gránulos transparentes (parecen arroz cocido) y tienen propiedades con efectos superiores a la leche búlgara (búlgaros de leche).

Cuando bebemos cerca de un litro diario encontramos una serie de beneficios para el cuerpo entre los que destacan:
Fortalecimiento del sistema digestivo y facilita la digestión.
Ayuda a desinflamar el vientre: gastritis y colitis, en diarreas, estreñimiento y flatulencias.
Previene putrefacciones intestinales.
Úlceras internas
Problemas en vesícula
Problemas renales.
En enfermedades de tipo nervioso.
Esclerosis.
Previene el Infarto cardíaco.
Normaliza la presión arterial.
Mejora la circulación sanguínea.
Ayuda a controlar el peso ya que facilita la eliminación de grasas
Estimula el flujo de energía, vigorizan.
Ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.
Previene enfermedades bacteriológicas y virales
No altera la digestión.

Preparemos unos:
Se deben mantener los búlgaros en frascos de vidrio o plástico, nunca en contacto con metales, ya que pueden desarrollar toxinas. Deben estar en agua limpia de beber, no de la llave por que el cloro los mata o perjudica. Ya en agua, se les pone piloncillo (panela). Se tapa el frasco para evitar atraer mosquitos y se deja reposar de 48 a 72 horas (de 2 a 3 días). Los tíbicos sintetizan el agua y el azúcar, se cuelan y el agua resulta una bebida, color ámbar, baja en azúcares cuyo sabor y olor asemejan al “tepache” (un fermento derivado de la piña), no sabe mal y puede consumirse de 24, 38 o 48 horas (máximo de tres días). Deben ser enjuagados en un colador de plástico.

Se puede beber durante el día sin mezclarla. Se recomienda entre uno y tres litros de agua al día.