Por poco el segundo gol

Guatemala está recibiendo un baile