Peruanos asquerosos, son el vomito de sudamerica

jajajaja nadie los quiere