Para los q creen q Irak estaba mejor cuando el tirano Saddan vivia ,he aqui la verdad

La represión por Saddam Hussein del pueblo iraquí

Diez años de subterfugios y desafíos: el desafio de Saddam Hussein a las
Naciones Unidas
La represión por Saddam Hussein del pueblo iraquí

La RCSNU 688 (5 de abril de 1991) “condena” la represión de la población
civil iraquí por parte de Saddam Hussein – “cuyas consecuencias amenazan la
paz y la seguridad internacionales”. La RCSNU 688 requiere también de Saddam
Hussein terminar con su represión del pueblo iraquí y permitir el acceso
inmediato de organizaciones humanitarias internacionales para ayudar a
aquellos que necesitan asistencia. Saddam Hussein ha violado repetidamente
estas cláusulas y ha extendido su violencia contra mujeres y niños; ha
continuado con su horrible tortura y ejecución de iraquíes inocentes; ha
continuado violando los derechos humanos fundamentales del pueblo iraquí y
ha continuado controlando todas las fuentes de información (inclusive
asesinando a más de 500 periodistas y otros líderes de la opinión pública en
la última década). Saddam Hussein ha hostigado también a trabajadores de
ayuda humanitaria; ha extendido sus crímenes contra los musulmanes; ha
retenido alimentos de familias que no ofrecen sus hijos a su régimen; y ha
continuado sometiendo a los iraquíes a prisión injusta. Informes por Países
sobre Prácticas de Derechos Humanos – Iraq, 4 de marzo de 2002;
Departamento de Estado de Estados Unidos; www.state.gov

<font color=Negativa a admitir observadores de derechos humanos

– La Comisión de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la
Asamblea General de las Naciones Unidas emitieron un informe que observó
“con alarma” la falta de mejoras de la situación de los derechos humanos en
Iraq. El informe criticó vigorosamente las “violaciones sistemáticas,
difundidas y extremadamente graves” de los derechos humanos y de la ley
humanitaria internacional por parte del gobierno iraquí, lo cual, se
declara, resultó en una “represión y opresión generales, sostenidas por una
discriminación de base amplia y un terrorismo extendido”. El informe insta
al gobierno iraquí a cumplir con sus obligaciones de acuerdo con los
tratados internacionales sobre derechos humanos.

– Saddam Hussein se ha negado repetidamente a recibir visitas de
observadores de derechos humanos y al establecimiento de organizaciones
independientes de derechos humanos. Desde 1992 hasta 2002, Saddam impidió
que el Relator Especial de las Naciones Unidas visitara Iraq. Páginas 2-3,
Informes por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos – Iraq, 4 de marzo
de 2002; Departamento de Estado de Estados Unidos; www.state.gov

– En septiembre de 2001 el gobierno expulsó a seis trabajadores de socorro
humanitario de las Naciones Unidas sin dar ninguna explicación. Ibid, Página
6.

Violencia contra la mujer

– Organizaciones de derechos humanos y grupos de oposición continuaron
recibiendo informes de mujeres que sufrieron traumatismo psicológico grave
luego de haber sido violadas por personal iraquí mientras estaban en
custodia. Ibid, Página 5.

– El ex miembro del Mukhabarat, Khalid Al-Janabi, informó que una unidad
del Mukhabarat, el Directorio de Operaciones Técnicas, utilizó con
propósitos políticos la violación y la agresión sexual de una manera
sistemática e institucionalizada. Se informó que la unidad también grabó en
vídeocinta la violación de mujeres parientas de sospechosos de ser
opositores, y usó las vídeocintas con propósitos de extorsión y para
asegurar su futura cooperación. Ibid, Página 5.

– Se informó que en junio de 2000 un ex general iraquí recibió una
vídeocinta de las fuerzas de seguridad que mostraba la violación una mujer
de su familia. Subsecuentemente recibió una llamada telefónica de un agente
de inteligencia que declaró que otra mujer de su familia estaba detenida y
le advirtió que dejara de hablar contra el gobierno iraquí. Página 7,
Informes por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos – Iraq, 4 de marzo
de 2002; Departamento de Estado de Estados Unidos; www.state.gov
– Fuerzas de seguridad iraquíes violaron según se alega a mujeres que
fueron capturadas durante la Campaña Anfal y durante la ocupación de Kuwait.
Ibid, Página 5

– Amnistía Internacional informó que en octubre de 2000 el gobierno iraquí
ejecutó a docenas de mujeres acusadas de ejercer la prostitución. Ibid,
Página 2.

– Se informó que en mayo el gobierno iraquí torturó hasta la muerte a la
madre de tres desertores iraquíes, en represalia por las actividades de
oposición de sus hijos. Ibid, Página 3.

– Se informó que agentes de seguridad iraquíes decapitaron a numerosas
mujeres y hombres frente a miembros de sus familias. Según Amnistía
Internacional, las cabezas de las víctimas fueron expuestas frente a sus
casas durante varios días. Ibid, Página 3.

Tortura

– Los servicios de seguridad iraquíes torturan rutinaria y sistemáticamente
a los detenidos. Según ex prisioneros, las técnicas de tortura incluyen
marcar con hierros al rojo, hacer descargas eléctricas en los genitales y
otras áreas, apalear, arrancar las uñas de los dedos, quemar con hierros al
rojo y lámparas de soldar, colgar a la víctima de abanicos de techo
rotatorios, derramar ácido en la piel, violar, fracturar miembros, privar de
alimentos y agua, mantener en confinamiento solitario prolongado en
compartimientos oscuros y extremadamente pequeños y amenazar con violar o
causar otra clase de daño a parientes. Las pruebas de esta tortura se
hicieron a menudo evidentes cuando las fuerzas de seguridad devolvieron a
sus familias los cuerpos mutilados de las víctimas de la tortura. Ibid,
Página 4.

– Según un informe recibido por el Relator Especial de las Naciones Unidas
en 1998, centenares de curdos y otros detenidos han sido retenidos durante
cerca de dos décadas en condiciones extremadamente severas sin ser acusados,
y muchos de ellos han sido usados como sujetos de los programas ilegales de
armas químicas y biológicas experimentales de Iraq. Ibid, Página 6.

– Se informó que en 2000 las autoridades introdujeron la amputación de la
lengua como castigo para las personas que criticaban a Saddam Hussein o su
familia, y que el 17 de julio, frente a una numerosa multitud, las
autoridades amputaron la lengua de una persona que criticó a Saddam Hussein.
Se informó que ocurrieron similares amputaciones de lenguas. Ibid, Páginas
4-5.

– Refugiados que huyen a Europa informaron a menudo a los gobiernos
anfitriones sobre casos de tortura, y mostraron cicatrices y mutilaciones
para substanciar sus alegaciones. Página 4, Informes por Países sobre
Prácticas de Derechos Humanos – Iraq, 4 de marzo de 2002; Departamento de
Estado de Estados Unidos; www.state.gov

– En agosto de 2001, Amnistía Internacional hizo público un informe
titulado “Iraq: Tortura Sistemática de Prisioneros Políticos”, que da
detalles del uso sistemático y rutinario de tortura contra presuntos
opositores políticos y, en ocasiones, de otros prisioneros. Amnistía
Internacional informa que “se ha amenazado a los detenidos con traer a sus
parientes mujeres, particularmente madres o esposas, y violarlas en
presencia del detenido. Algunas de estas amenazas se han llevado a cabo”.
Iraq: Tortura Sistemática de Prisioneros Políticos, Amnistía Internacional;

– Saad Keis Naoman, jugador iraquí de fútbol que huyó a Europa, informó
que, por perder un partido, él y sus compañeros de equipo recibieron una
paliza y fueron humillados por orden de Uday Saddam Hussein. Fue azotado en
la espalda hasta sangrar por lo que tuvo que dormir boca abajo en la pequeña
celda de la prisión de Al-Radwaniya. Página 4, Informes por Países sobre
Prácticas de Derechos Humanos – Iraq, 4 de marzo de 2002, Departamento de
Estado de Estados Unidos; www.state.gov

Ejecuciones y represión de la oposición política

– El informe del ex Relator de la Comisión de Derechos Humanos de las
Naciones Unidas, Max Van der Stoel, publicado en abril de 1998, declaraba
que Iraq había ejecutado a 1.500 personas, como mínimo, durante el año
anterior debido a motivos políticos.

– El gobierno continúa ejecutando sumariamente a presuntos opositores y
líderes políticos en la comunidad religiosa shiíta. Los informes indican que
se procedió a ejecutar a personas meramente por su asociación con un grupo
de la oposición o bien como parte de un esfuerzo por reducir la población
penitenciaria. Ibid, página 1

– En febrero de 2001, el gobierno ejecutó a 37 detenidos políticos por
actividades de oposición. Ibid, página 2

– En junio de 2001, las fuerzas de seguridad asesinaron a un clérigo
shiíta, Hussein Bahar al-Uloom, por negarse a aparecer en televisión para
felicitar a Qusay Saddam Hussein por su elección a un cargo en el Partido
Ba’th. Estos asesinatos responden a una aparente política de eliminación de
prominentes clérigos shiítas bajo sospecha de no ser leales al gobierno. En
1998 y 1999, el Gobierno asesinó a varios de los principales clérigos
shiítas, lo que motivó que en 1999 el ex Relator Especial le expresara al
gobierno su preocupación de que los asesinatos eran parte de un ataque
sistemático por funcionarios de gobierno al liderazgo independiente de la
comunidad musulmana shiíta. El gobierno no respondió a la carta del Relator
Especial. Ibid, página 2

– Persisten los informes de que se obliga a familias a pagar por el costo
de las ejecuciones. Ibid, página 4

– Saddam Hussein destruyó el pueblo de Albu 'Aysh, en el sur del país,
entre septiembre de 1998 y diciembre de 1999. Iraq: Tortura Sistemática de
Prisioneros Políticos, Amnistía Internacional; www.amnesty.org

– Iraq ha llevado a cabo una campaña sistemática de “arabización” o de
limpieza étnica diseñada para hostigar y expulsar a personas de las minorías
étnicas curda o turca de zonas controladas por el gobierno. Los ciudadanos
no árabes son obligados a cambiar de grupo étnico o sus documentos de
identidad, y a adoptar nombres árabes o se les priva de sus hogares,
propiedad y tarjetas de racionamiento de alimentos, y se los expulsa.

Maltrato de menores por Saddam Hussein

– Saddam Hussein ha llevado a cabo cursos de tres semanas de duración sobre
uso de armas, combate cuerpo a cuerpo, descenso desde helicópteros por medio
de cuerdas y tácticas de infantería para niños de 10 á 15 años de edad. Los
campamentos de estos “Cachorros de Saddam” operan en todo el país. Los
oficiales militares de alto rango que supervisaban los cursos observaron que
los niños toleraron “las exigencias físicas y psicológicas” del
entrenamiento que duraba tanto como 14 horas diarias. Fuentes de la
oposición informan que al ejército se le hizo difícil reclutar suficientes
niños para llenar todas las vacantes en el programa. Se informa que se
amenazó a las familias con la pérdida de sus tarjetas de racionamiento de
alimentos si se negaban a inscribir a sus hijos en el curso. El Consejo
Supremo de la Revolución Islámica informó en octubre de 1999 que las
autoridades negaban tarjetas de racionamiento de alimentos a familias que no
enviaban a sus jóvenes varones a los campamentos obligatorios de
entrenamiento en uso de armas para los Cachorros de Saddam. De modo similar,
ciertas autoridades también informaron que se alega que las autoridades
retenían los resultados de los exámenes escolares de los estudiantes a menos
que se inscribieran en la organización Fedayín Saddam. Página 1, Informes
por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos – Iraq, 4 de marzo de 2002,
Departamento de Estado de Estados Unidos; www.state.gov

– Iraq frecuentemente anuncia recortes en los racionamientos de alimentos
para la población general, atribuyéndolos a acciones de Estados Unidos o el
Reino Unido. Entre los más controvertidos figuran los recortes en las
raciones de leche para bebés. Iraq achaca a Estados Unidos y al Reino Unido
la culpa de esta escasez por su rechazo de contratos, a pesar de que las
Naciones Unidas han dado su aprobación a todos los contratos de compra de
leche para bebés que se han presentado.

– El trabajo de menores persiste y existen casos de trabajo forzado.

– Hay informes ampliamente difundidos de que los alimentos y medicinas que
podían estar disponibles para el público en general, entre ellos niños, se
han acumulado en almacenes o se han desviado para el uso personal de algunos
funcionarios del gobierno. Ibid, página 16

Desapariciones

– Amnistía Internacional informó que Iraq tiene el peor historial del mundo
en cuanto a personas desaparecidas o de las que no se sabe su paradero.
Ibid, página 3

– En 1999, el Relator Especial de las Naciones Unidas declaró que Iraq
sigue siendo el país con el mayor número de desaparecidos de que tengan
conocimiento las Naciones Unidas: más de 16.000.

Libertades fundamentales: Libertad de expresión, libertad de prensa,
libertad de información

– En la práctica, Saddam Hussein no permite la libertad de expresión o de
prensa, y no tolera la disensión política en las zonas bajo su control. En
noviembre de 2000 la Asamblea General de las Naciones Unidas criticó la
“supresión de la libertad de pensamiento, expresión, información, asociación
y reunión”. El Relator Especial declaró en octubre de 1999 que los
ciudadanos vivían “en un clima de temor” en el que cualquier cosa que se
dijera o se hiciera, particularmente en el terreno de lo político, suponía
"el riesgo de ser arrestado o interrogado por la policía o la inteligencia
militar. Observó que “la más mínima indicación de que alguien no apoya al
presidente implica la posibilidad de la pena de muerte”. Página 9, Informe
por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos – Iraq, 4 de marzo de 2002,
Departamento de Estado de Estados Unidos; www.state.gov

– En junio de 2001, la Alianza de Derechos Humanos informó que Saddam
Hussein había asesinado a más de 500 periodistas e intelectuales en la
pasada década. Ibid, página 9

– Saddam Hussein viola con frecuencia el derecho constitucional de cada
ciudadano a la intimidad. Saddam rutinariamente hace caso omiso de las
disposiciones de la Constitución elaboradas para proteger el secreto postal,
de la correspondencia telegráfica y de las conversaciones telefónicas. Iraq
periódicamente interfiere en las transmisiones de noticias que se originan
fuera del país, entre ellas las de los grupos de oposición. Las fuerzas de
seguridad y el Partido Ba’th mantienen redes omnipresentes de informantes
para disuadir la disensión e infundir temor en el público. Ibid, página 7

– Los periodistas extranjeros deben realizar sus funciones en oficinas
localizadas en un edificio del ministerio iraquí y les acompañan
funcionarios ministeriales a todas partes, quienes según se informa,
restringen sus movimientos y les hacen imposible tener acceso libre a los
ciudadanos. Ibid, página 9

– El gobierno iraquí, el Partido Ba’th o personas allegadas a Saddam
Hussein son los propietarios de todos los medios impresos y de difusión, y
los operan como agencias de propaganda. No suelen informar sobre puntos de
vista contrarios que se expresan dentro o fuera del país. Ibid, página 9

– En septiembre de 1999, fue arrestado el periodista y profesor de la
Universidad de Bagdad Hashem Hassan tras declinar su nombramiento como
director de una de las publicaciones de Uday Hussein. La organización
Reporteros sin Fronteras (RSF), con sede en París, envió una carta de
apelación a Uday Hussein; no obstante, la suerte y el paradero de Hassan
seguían siendo desconocidos a fines del año. Ibid., página 10

– Saddam Hussein interfiere regularmente las transmisiones de noticieros
extranjeros. Están prohibidas las antenas satelitales, los modems y las
máquinas de fax, aunque se informó que algunas restricciones habían sido
levantadas en 1999. Ibid., página 10

– En los cafés de Internet operados por el gobierno sólo se permite a los
usuarios ver los sitios web provistos por el Ministerio de Cultura y de
Información. Ibid., página 10

– En 1999, se informó que Uday Hussein despidió a centenares de miembros
del Sindicato de Periodistas Iraquí por no elogiar lo suficiente a Saddam
Hussein y al gobierno. Ibid., página 10

Retención de alimentos

Los parientes que no denuncian a los desertores podrían perder sus tarjetas
de racionamiento para comprar alimentos controlados por el gobierno, ser
desalojados de sus viviendas o sufrir el arresto de otros miembros de la
familia. El Consejo Supremo de la Revolución de Iraq informó en octubre y en
diciembre de 1999 que las autoridades habían negado tarjetas de
racionamiento a las familias que no enviaron sus hijos a los campamentos de
“Cachorros de Saddam” para el adiestramiento obligatorio en el uso de armas.
Página 8, Informe por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos – Iraq, 4
de marzo de 2002; Departamento de Estado de Estados Unidos www.state.gov

Crímenes contra musulmanes

El gobierno constantemente politiza e interfiere con los peregrinajes
religiosos, tanto de musulmanes que desean hacer el Hajj a la Meca y Medina
como de peregrinos musulmanes iraquíes y no iraquíes que viajan a lugares
sagrados dentro del país. Por ejemplo, en 1998 la Comisión de Sanciones de
la ONU ofreció distribuir cupones de viaje y gastos a peregrinos que
emprendían el Hajj, pero el gobierno rechazó este ofrecimiento. En 1999 la
Comisión de Sanciones ofreció desembolsar fondos para cubrir gastos
relacionados con el Hajj a través de una tercera parte neutral, pero el
gobierno volvió a rechazar el ofrecimiento. Tras la aprobación de la
Resolución 1248 del Consejo de Seguridad de la ONU, la Comisión de Sanciones
volvió a buscar la formulación de un protocolo para facilitar el pago para
individuos que hicieran el viaje. La Comisión de Sanciones propuso
suministrar 250 dólares en efectivo y 1.750 dólares en cheques de viajero a
cada peregrino individual que serían distribuidos en la oficina de la ONU en
Bagdad en presencia de funcionarios tanto de las Naciones Unidas como de
Iraq. El gobierno volvió a declinar y en consecuencia ningún peregrino
iraquí pudo aprovechar los fondos disponibles ni, en el año 2000, los vuelos
autorizados. El gobierno siguió insistiendo en que estos fondos sólo serían
aceptados si se pagaban en efectivo al banco central controlado por el
gobierno, no a los peregrinos del Hajj. Ibid., página 11 12

– Más del 95 por ciento de la población de Iraq es musulmana. Los
musulmanes shiítas (predominantemente árabes) constituyen la mayoría, con el
60 al 65 por ciento:

– El gobierno iraquí ha conducido durante décadas una campaña brutal de
asesinatos, ejecuciones sumarias y arresto arbitrario prolongado contra los
líderes religiosos y seguidores de la población musulmana mayoritariamente
shiíta. A pesar de la protección legal nominal de la igualdad religiosa, el
gobierno ha reprimido severamente a los sacerdotes shiítas y a quienes
profesan la fe shiíta. Ibid., página 11

– Fuerzas del Mukhabarat, de Seguridad General (Amn Al Amm), el Buró
Militar, los Comandos de Saddam (Fedayeen Saddam) y el partido Baat han dado
muerte a importantes sacerdotes shiítas, profanado mezquitas y santuarios
shiitas e interferido con la educación religiosa shiíta. Se ha informado que
en todas las mezquitas y santuarios shiitas principales hay apostados
agentes de seguridad que inspeccionan, hostigan y arrestan arbitrariamente a
los creyentes. Ibid., página 11

– Las siguientes restricciones del gobierno a los derechos religiosos
permanecían en efecto en el año 2001: restricciones y prohibiciones directas
de las plegarias comunales del viernes por musulmanes shiítas; restricciones
al préstamo de libros por las bibliotecas de las mezquitas shiitas;
prohibición de la transmisión de programas shiítas por las estaciones de
radio y televisión controladas por el gobierno; prohibición de publicar
libros shiítas, incluidos libros de plegaria y guías; prohibición de
organizar cortejos fúnebres que no hayan sido organizados por el gobierno;
prohibición de otras ceremonias fúnebres como reuniones para la lectura del
Corán; y prohibición de ciertas procesiones y reuniones públicas para
conmemorar los días sagrados shiítas. Los grupos shiítas informan que
durante el levantamiento de 1991 se apoderaron de documentos de los
servicios de seguridad que enumeran miles de escritos religiosos shiítas
prohibidos. Página 11, Informe por Países sobre Prácticas de Derechos
Humanos – Iraq, 4 de marzo de 2002; Departamento de Estado de Estados
Unidos www.state.gov

– En junio de 1999 varios grupos de oposición shiitas informaron que el
gobierno instituyó un programa en los distritos predominantemente shiitas de
Bagdad que usaban tarjetas de racionamiento de alimentos para restringir los
lugares a los cuales podían acudir a orar los individuos. Se informó que las
tarjetas de racionamiento, parte del programa de las Naciones Unidas de
petróleo por alimentos, se controlan cuando el portador entra en una
mezquita y se les imprime una advertencia de graves castigos para quienes
traten de orar en un lugar no autorizado. Ibid., Página 11


Una pagina llena de coherencia y de justa lucha:
http://www.geocities.com/zsmens/
La verdad sobre el nacionalismo y sus consecuencias:
http://www.interbook.net/personal/angelberto/

Saddan era el propio diablo en persona

no se como hay gente que defienda a ese loco satanico