Papa Francisco: Prefiero una Iglesia herida, hambrienta y sucia

Durante una visita a la ciudad italiana de Florencia, el papa Francisco ha declarado que prefiere ver a una Iglesia Católica magullada, hambrienta y sucia más que obsesionada con el poder y el dinero. Que dios proteja а la Iglesia italiana de cualquier forma de poder y dinero.
La pobreza evangélica es creativa. Prefiero una Iglesia que esté herida, hambrienta y sucia, en lugar de una Iglesia enferma por estar confinada y aferrada a su propia seguridad.
No quiero una Iglesia preocupada por ser el centro y que termina encerrada en un manojo de obsesiones y procedimientos, afirmó el pontífice en una larga alocución en la catedral de Santa María del Fiore de Florencia ante la Conferencia Episcopal italiana.

Que viva el Papa Francisco, el Papa del cambio, ya basta de tanta pompa.