#NiUnaMenos

Porque el pedido es urgente y el cambio es posible, Ni Una Menos se instaló en la agenda pública y política. Este Sábado en Lima.

3 Me gusta

Cada mes se registran 10 casos de feminicidios en nuestro país. Según cifras del ministerio de la Mujer, en el 2015 se registraron un total de 293 casos de feminicidio o tentativa.

Luego de ver las imágenes escalofriantes de la agresión a Arlette Contreras, y que se pusiera en libertad a su agresor, nos sentimos indignados. Es así como se organizó esta marcha nacional en contra de la violencia a la mujer.

En Tacna también se llevará a cabo, y estaré presente.

Gracias por el excelente tema Gabriela.

1 le gusta

Saludos Almendra. Encontré información mas amplia, creo de los orígenes de este movimiento. Aqui comparto:

Una más

En 1995, la poeta Susana Chávez Castillo creó la frase “ni una muerta más”, que se convirtió en símbolo de la lucha contra homicidios de mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua, al norte de México, considerada la población más violenta del país.

Susana Chávez fue una de las primeras en denunciar los homicidios sistemáticos de mujeres en Ciudad Juárez.

Era la década de los 90 y el tema no se conocía fuera de algunos círculos en esa población.

“La mayoría eran jóvenes y pobres. Algunas trabajaban en máquinas (fábricas de ensamblaje) y desaparecieron al salir del trabajo, otras fueron víctimas de la violencia doméstica o estaban involucradas en la prostitución”, según el EAAF.

Ninguno de los casos se había resuelto. De hecho, las investigaciones se aceleraron después que desapareció una colaboradora de un funcionario local.

Fue en esos días que la poetisa ideó la frase que se convirtió en la bandera del movimiento: “ni una muerta más”.

“Susana nunca pensó que le fuera a suceder algo así, que sería una víctima más”, reconoció Marisela Ortíz. maestra y activista social.

Susana Chávez fue encontrada asesinada y mutilada en la colonia Cuauhtémoc de la ciudad donde radicó toda su vida el 6 de enero de 2011, aunque la identificación de sus restos no ocurrió hasta el 11 de enero de ese mismo año.

La versión del fiscal de Chihuahua es que la noche del 6 de enero Chávez Castillo tuvo “un encuentro desafortunado” con tres menores de edad que “decidieron matarla”.

www.bbc.com y Wikipedia

Sangre nuestra

Sangre mía,
de alba,
de luna partida,
del silencio.
de roca muerta,
de mujer en cama,
saltando al vacío,
Abierta a la locura.
Sangre clara y definida,
fértil y semilla,
Sangre incomprensible gira,
Sangre liberación de sí misma,
Sangre río de mis cantos,
Mar de mis abismos.
Sangre instante donde nazco adolorida,
Nutrida de mi última presencia.

Susana Chávez Castillo

1 le gusta

¡Qué fuerte! No tenía conocimiento de este hecho en México. Gracias Gabriela.

Asi es Almendra. Es tarea de los padres, de nosotras de educar a los hijos con otra visión. El futuro es de ellos.

1 le gusta

Luego de México, en Sudamericana se retoma ese movimiento. Ya lo hicieron nuestros vecinos, hoy nos toca a nosotros. Aqui una lectura, algo extensa pero nos permite ver el alcanze de ese movimiento. Un abrazo.

“Ni una mujer menos, ni una muerta más” (I)

Ilka Oliva Corado
Rebelión

Cabe resaltar que la autora de la frase es Susana Chávez Castillo, poeta y activista mexicana asesinada en el año 2011, por denunciar los crímenes contra las mujeres en su país. La frase la creó en 1995 y fue un símbolo en la lucha contra los feminicidios en Juárez, Chihuahua, México. Hace pocas semanas volvió a ser emblemática en las marchas multitudinarias realizadas en Argentina, Chile, Uruguay, Brasil y México como denuncia ante la violencia de género. La etiqueta #NiUnaMenos se propagó como una llamarada en las redes sociales en Latinoamérica, llamando la atención de medios de comunicación alrededor del mundo.
“Las mujeres son muy visibles como seres sexuales pero como seres sociales son totalmente invisibles, y aún así deben hacerse lo más pequeñas posible y deben siempre disculparse.” -Monique Witting.

Viendo las imágenes de las marchas llamaron mis atención los textos de las consignas. Anoto aquí algunos de estos y usted formule su propio análisis. Debemos prestar atención a lo que gritan las calles y también al silencio opresor que guardan los muros… A continuación…

Quiero elegir las manos que me tocan. Quiero ser mujer sin ataduras sociales. Quiero que te comprometas. Quiero manejar sin que me mandes a lavar platos.

Es cultural: Juana Azurduy, Micaela Bastidas Puyucahua dirigieron ejércitos, sin embargo en la primaria me enseñaron que las mujeres cosían banderas.

Para decir ni una menos hay que dejar de criar princesas indefensas y machitos violentos. Desmantelamiento de las redes de trata y prostitución. Basta de precarización laboral igual salario por igual trabajo. Educación sexual para decidir. Anticonceptivos para no abortar. Aborto legal para no morir. Basta de acoso y violencia contra las mujeres, justicia para las víctimas.

Ni es tuya, ni es puta, es mujer. Sin clientes no hay trata. Cuando maltratas a una mujer dejás de ser hombre. ¡Perdón por tantos pelotudos! (Cartel que llevaba un adolescente). Ningún pibe nace machista, eduquemos en casa. Mi ropa no es una invitación. Yo elijo con quién me desvisto. Queremos salir sin miedo.

Disculpen las molestias, nos están asesinando. Para decir ni una menos, hay que dejar de decir “feminazi” y acercarse a las feministas. Quiero elegir las manos que me tocan. Quiero que se haga justicia y no costumbre.

Quiero que ni intentes manejar mi vida, mi tiempo, mis deseos, mi cuerpo, controláte vos.

Quiero que el prejuicio no transforme a la víctima en culpable. La violencia obstétrica también es violencia de género. Basta, alto, atención, avisa, denuncia, vida sin golpes. Quien ama no maltrata, no humilla, no mata. Ninguna agresión sin respuesta. ¿Si me violan ahora dirás que lo provoqué? Me visto como quiero. Si me maltratas eso no es amor, cagón. El machismo mata. Para decir ni una menos hay que legalizar el aborto. Mujer bonita es la que lucha.

Ser pasivo frente a las injusticias es estar del lado del opresor. El patriarcado nos jode a todos. Quiero salir a la calle sin miedo. Merezco que me respeten. Basta de mandarnos al cementerio. ¿Y si el golpeado fuiste vos? 1 de cada 3 mujeres es víctima de violencia de género. Hay que ejercer una paternidad responsable. Hay que dejar de ir de putas fomentando la trata. Hay que dejar de preguntar qué tan corta era la pollera de Melina. Ni macho, ni facho, yo no acoso. Mujer libre se pone de pie y rompe las cadenas de la piel. La naturaleza es sabia y el macho no pega.

Mujer despertando, mujer sanando. Si te controla, te aísla, te humilla, te grita, no es amor…, preserváte, alejáte, salváte. Construyamos una sociedad más justa e igualitaria. Defendemos la democracia, construimos igualdad. Basta de jueces y fiscales machistas. Miedo a la mujer sin miedo.

Somos las hijas de las brujas que nunca pudiste quemar. Basta de hipocresías, el sistema educa y forma feminicidas. Policía inoperante, cómplice. Por un orgasmo, libre, colectivo y popular. Para decir ni una menos hay que dejar de agredir. Este cuerpo es mío, no se toca, no se viola, no se mata.

Todos somos responsables de construir una sociedad justa e igualitaria. La violencia contra la mujer nos golpea a todos. Nada te hace más macho que respetar a una mujer. Machismos hieren. Tocan a una y tocan a todas. De tu violencia patriarcal nos vamos a defender.

Para decir ni una menos hay que dejar de decirle “piropo” al acoso callejero. Beber no es crimen, la violación sí. No importa lo borracha que esté, no importa si ya te ha besado, …sexo sin consentimiento es violación. Cuando una mujer ha bebido demasiado y hay alguna duda sobre si da si consentimiento, asume que no lo ha dado.

No necesito tu ignorancia sobre el feminismo. Despenalizar el aborto por violación sexual. Abortar es una decisión responsable. Se están pisoteando los derechos de las mujeres. Pelea como una mujer. Corre como una mujer. Trabaja como una mujer.

Ni por estudiante, ni por mapuche, ni por mujer. Comisaría=machismo. El problema es que pienses que mi cuerpo te pertenece. Quienes la agreden o llaman yegua a la Presidenta también ejercen violencia. Mi Presidenta es:¡una mujer! No es una yegua terca… ¡Ella es una mujer! Merece respeto. #NiUnaMenos.

1 le gusta

Gracias a ti Almendra, por planear estar presente en la mobilization en tu Tacna querida.

Yo hago lo que está a mi alcanze desde California, tan lejos físicamente pero no en esperanza y metas. Un abrazo

1 le gusta

Still unclear on what the Ni Una Menos movement is about? Read it loud and clear here.

This article was originally published on Forget the Box.

Content Warning for descriptions of sexual, physical, and psychological abuse

On July 17th, a friend from my hometown, Lima, Peru, added me to a private Facebook group called Ni una menos: movilizacií³n nacional ya (Not one less: national mobilization now). Launched by a small group of young Peruvian women, the group described itself as a platform for strategic mobilization against violence, harassment, and discrimination against women in the South American country.

I am a Peruvian female human being, so this group directly struck a nerve. Like many of the women in the group, verbal street harassment scares me, unwanted physical contact angers me, and gender-based violence makes me feel powerless. In the past, I have normalized some sexist behaviors and comments by men and women in my life. Is this habit? Ignorance? Shame? Perhaps a combination of the three.

Posts calling for a protest in the streets of Lima soon evolved into the organization of a massive nationwide protest that will take place on August 13th . The turning point happened when hundreds of the over 56 000 women who are now on this platform started sharing their testimonies.

Strangers, acquaintances, and some close friends of mine all began sharing their stories in this open forum.

“…[the doctor] covered my mouth and while he touched me and put his fingers inside of me, he told me to be a good girl if I wanted to stay alive…”
– N, at six years old

Painful stories of abuse bled over the group.

“…I was repeatedly raped by more than one person during my childhood. My brother “rented me” to strangers for sex…”
– J

For many, it was the first time speaking about these issues at all.

“…He [her cousin] lifted me and placed me on his penis. He was erect…I stepped down and ran out. I said nothing I felt guilty because I had gone to speak to him, I felt that I had brought this on me…”
– F

At the same time, an indescribable sense of companionship and newfound strength grew. Initiatives such as spontaneous committees for psychological and legal clinics by practitioners within the group began taking shape. What started as a group for strategizing has grown into a space for questioning, sharing, healing, and denouncing.

Let’s put this movement into context.

As in many of its Latin American neighbors, institutional response against gender-based violence in Peru is mediocre at best. At worst, it dehumanizes the victim, and justifies the assault by questioning what she possibly could have done to provoke the incident. Machismo is rampant across all socioeconomic strata.

(…)

This article was written by Ana Sofia Hibon aqui: http://www.forgetthebox.net/niunamenos-violence-against-women-peru-201608081/

1 le gusta

Gabriela, estoy totalmente de acuerdo contigo amiga, es tarea de los padres criar hombres y mujeres con valores. Ayer vi una entrevista a un psicólogo, es impresionante cómo acciones que se realizan en la infancia que en su momento son minimizadas, pueden ser el origen de una persona violenta. Me quedé perpleja, ahora me doy cuenta de la importancia de la salud mental, tema que no es debidamente tratado en nuestro país.

Retomando lo de la marcha, te cuento que en Latina transmitieron en vivo el evento que se realizó en Lima, lo positivo fue que muchas mujeres se sintieron seguras ante el apoyo de los manifestantes y los medios de comunicación, y denunciaron a sus agresores.

Todos ponemos nuestro granito de arena y vamos cambiando la conciencia colectiva, gracias amiga por este excelente tema que es un manifiesto de nuestro apoyo a #NiUnaMenos.

2 Me gusta

Gracias Almendra por tomarte el tiempo en participar en el tema que tal vez no es divertido ni espectacular pero trata de ser informativo. Abrir los ojos, aceptar nuestra realidad. Ojalá esta marcha sirva tambien para mejorar el entendimiento y motivarnos a buscar soluciones.

Un abrazo.

1 le gusta

“Este es un tipo de violencia muy instalado en nuestra sociedad. No solo son altas cifras de violaciones sexuales y feminicidios, que son la punta del iceberg de otras expresiones: te pagan menos porque eres mujer, cuestionan tu gasto en los hijos, mujeres exitosas que logran puestos importantes son cuestionadas por su aparienciaa física o su vida privada, existe control de la vida sexual de las mujeres sobre todo en los casos de personas trans y pobres. Tenemos los casos de violencia sexual durante el conflicto armado interno que recién se juzgan. Estamos ante un tema de salud pública y mental”

“Lo que tenemos que hacer es cumplir las normas vigentes. Se acaba de aprobar un Plan Nacional contra la Violencia de Género. No solo es una cuestión de normas, sino de mejorar como tratamos estos casos en las comisarías y en los juzgados, en repensar en el rol de los medios de comunicación sobre estos temas y cómo no cosificar a la mujer. También resultará importante que las empresas pongan de su parte para una mejora de la vida de sus trabajadoras, a través de lactarios, cunas y mecanismos para promover las denuncias por acoso laboral. La marcha busca que las mujeres unidas hagan sentir su voz, junto a los hombres que nos acompañan”.

Existe una gran necesidad de expresión, que se viene canalizando a través de la página en Facebook y de la marcha. Esto va a dejar huella en cada persona, familia y empresa que se suma. Hay que confiar en que se van a encontrar formas de canalizar este espíritu”.

Natalia Iguiñiz, docente del Departamento de Arte de la PUCP y representante de la Movilización Nacional “Ni Una Menos”

1 le gusta

1 le gusta

1 le gusta
1 le gusta

Y seguimos aqui…

Escribe en http://larepublica.pe/ el 16 de Agosto del 2016, Rocío Yolanda Angélica Silva Santisteban Manrique, periodista y poeta peruana:

Había tanta gente en la marcha que la consigna: “nos vemos en la marcha” fue imposible. Un éxito. Un triunfo. Histórico. Cecilia Olea, feminista, ha recordado la famosa primera marcha emblemática: “Cuando el 25 de noviembre de 1981 salimos a las calles no fuimos más de cien mujeres. Fuimos duramente criticadas por tener como demanda ¡Basta de violencia contra la mujer!; desde la izquierda nos dijeron que más importante era luchar contra el hambre y el terror; desde la derecha nos decían que ese era un problema individual en el cual el Estado y la sociedad no debía intervenir”.

Han pasado 35 años de esa marcha y lo que sucedió el sábado #13A es la continuación de esas pioneras y valientes mujeres que salieron a la calle y fueron estigmatizadas. Calificadas de “feministas” como si fuera una injuria, felizmente no segaron en reclamar y persistir. La violencia hacia nosotras no ha mermado, al contrario, pero la conciencia que tenemos sobre la necesidad de erradicarla rebalsó toda expectativa: no solo en Lima, en Cusco, en Iquitos, en Tacna, en Trujillo, en Moyobamba y un largo y beneficioso etcétera, sino atravesando todos las diferencias políticas, de clase, étnicas y de credos.

Los órganos estatales han reaccionado, aunque no todos de la misma manera. Felicito al premier Zavala y a su equipo que participó, incluso a PPK que se hizo presente; pero deploro que los vocales de la Corte Suprema —incluyendo a Elvia Barrios Alvarado, una jueza proba, que pudo tener buena intención pero no olfato político— hayan creído que iban a pasar inmunes porque colgaron dos banners en la fachada de Palacio de Justicia. El día de la marcha salieron a levantar la mano sobre las escaleras repletas de policías, como si la marcha no tuviera como objetivo concreto luchar en contra de la corrupción e indiferencia de todos los funcionarios que consienten la impunidad ante el asesinato de miles de mujeres (“estamos en las calles/ por jueces y fiscales”). Pero lo peor de todo es que no permitieron ni a Cindy Arlette Contreras ni a Lady Guillén ingresar para una audiencia. El público presente reaccionó abucheándolos y rechiflando: “Poder Judicial/ vergüenza nacional”.

Estudié derecho y sé que el ámbito de los abogados, jueces, fiscales, secretarios de juzgado y demás operadores, se estructura a partir de un formalismo exagerado, lleno de venias y falsos respetos, pues lo formal es sumamente importante para la administración de justicia. Pero los procedimientos —que garantizan la presunción de inocencia, por ejemplo—, se han convertido en el verdadero objetivo de muchos, olvidando que en realidad el objetivo de sus vidas como operadores del sistema legal de nuestro país debería ser la justicia y no el proceso. Llegar a la justicia y no esquivarla perdiéndose en entramados y laberintos jurídicos.

Por eso mismo, el grito de mujeres golpeadas, algunas que asistieron en sillas de ruedas pues sus esposos las habían dejado parapléjicas, tiene que permanecer como un eco permanente entre los pasadizos alfombrados de rojo de Palacio de Justicia. Afuera, ¡doctores!, vivimos nosotras las mortales, sin alfombras y con una inmensa sed de justicia. Por eso les gritamos y exigimos que actúen. ¡Actúen antes de que mueran más mujeres!

Un abrazo!

1 le gusta

Paolo de Lima
Ubicación: Ottawa, Ontario, Canada

“Me siento muy contenta con el premio, es la segunda vez que gano el COPÉ de plata con un libro sobre un tema similar. Ese oficio no me gusta era un libro sobre el duro oficio de ser mujer, que desde una perspectiva histórica, hablaba sobre las dificultades de las luchas contra el machismo en todas las épocas. Éste es un libro centrado en la supervivencia de las mujeres durante los años del terror o ‘de la violencia política’, es decir, las décadas del 80 y 90 en el Perú, cómo las vivimos y qué hicieron las mujeres que sufrieron torturas, violaciones o las desapariciones de sus hijos. Y me alegra que Chrystian Zegarra, quien ha sido mi alumno y es un excelente poeta, ex-integrante del grupo Imanencia, se haya llevado el COPÉ de oro”.

A continuación, un poema de Las hijas del terror, el libro premiado, que gentilmente me ha hecho llegar Rocío Silva Santisteban:

Chunniqwasi
(¿qué hay dentro de las casas?)

para Natalia y Sandro

Una sombra renegrida. Restos de alas.
Desechos.
La marca de un hachazo cortando desde lo alto un cráneo vivo.
Llanto de viejos y llanto de niños.
Un olor a abandono y a sobaco.

El rastro de una metralla.
Hormigas trituradas bajo una bota negra.
Gusanos blancos, arrastrándose por los muros, lamiendo los restos.
Vestigios. Lamentos.

A veces el olor dulce de una retama que nace del tapial.
Un rumor de gases concentrados debajo de la tierra.
Matorrales y hormigas gigantes. Soledad.

Pirkas regadas por ambos lados del camino.
Las huellas del fogón donde la mujer humeó su sombrero al encender la leña
donde preparaba chochoca y decía, alalai,
y seguía moviendo la cuchara de palo.

Sangre negra, dura, pegoteada al barro, salpicada
por aquí y por allá.
El río lamiendo las piedras.
Huellas de botas corriendo a la vera del camino
mientras pasa uno detrás de otro
el convoy de la guerra.

1 le gusta

En Piura también se hizo esta marcha y esperemos que ahora en adelante las mujeres maltratadas se armen de valor para denunciar a sus agresores, recientemente también un ex conviviente maltrato a una mujer en Tumbes, no se si ya lo encontraron porque se había fugado.

Apoyo total a la violencia contra la mujer y contra cualquier tipo de persona . El problema es que hay mujeres violentadas por sus parejas, que se quedan calladas y aceptan esta situacion. Esto tiene que cambiar.

Sí, Piura tambien dijo ¡presente!

Saludos Leticia.

http://eltiempo.pe/wp-content/uploads/2016/08/a4-13.jpg

Posted On 14 ago 2016
By : Diario El Tiempo
Comment: 0
Mujeres y hombres salieron ayer las calles de la ciudad para reclamar a las autoridades, políticas públicas que controlen el flagelo de la violencia en contra de la mujer, el cual hasta la fecha deja más de 1.200 casos de mujeres afectadas.

Por las calles se escuchaba las arengas de “tocas a una y tocas a todas”, el cual era mensaje directo contra todas las expresiones de violencia, entre ellas la indiferencia de las autoridades que ejercen la justicia, las que garantizan una educación y salud con los mínimos estándares de calidad.

La coordinadora del Colectivo por la equidad de género, Victoria Juárez sostuvo que Piura ocupa el tercer lugar como una de las regiones machistas lo cual se asolapa por falta de sensibilización social.

Hola Andresr, espero hayas tenido un bonito viaje. Que envidia esa estadía en Lima y Chiclayo. Provecho!

No estoy segura si quisiste decir que estas apoyando totalmente al movimiento 'Ni una menos", a la marcha que se realizó la semana que ya pasó y que ojalá marque la diferencia de un mundo mejor. ¿Cierto?

1 le gusta