Ni el huracan mas poderoso de el mundo

Podra destruir a nuestro Mexico. Dios con nosotros y no hay tanto que lanentar