Milan y Sasha salieron mega dolicocefalos como sus padres