Mi amor cibernético terminó (20 10/ 17) Viernes

Mi amor cibernético terminó

Hoy quisiera compartir mi historia de amor, una historia que se identifica con la de muchas personas que como yo, encontraron el amor a través de una pantalla.

Hace aproximadamente un año me encontraba en una sala de juegos, como regularmente lo hacía.

Un día, entró a mi partida un chico muy alegre, simpático, lleno de vida. Hoy quien iba a pensar, que después de un año él sería el dueño de mi corazón.

Pero bueno, me alegró mi día, mi vida. Me pidió mi dirección de correo electrónico, acepté dársela y así empezamos a hablar continuamente, contarnos nuestros problemas, vivencias, desamores, sueños.

Nos escribíamos casi a diario aunque fuera para decir “HOLA COMO ESTAS”. Poco a poco un “te quiero” nació entre los dos.

Pasó el tiempo. Empezamos a notar la falta que nos hacía hablar, contarnos todo y un extraño se hizo necesario para expresar la falta que no hacía la otra persona.

En ese entonces mi vida estaba pasando por una depresión a causa de la partida del ser que mas amaba en esta vida. El con sus palabras, consejos, bromas me ayudó salir de ese hoyo tan profundo, en el cual no puedes salir.

Hoy le agradezco por eso, por su paciencia, ayuda, comprensión y amor.

Un día intercambiamos números telefónicos. Recuerdo ese día en el que escuché su voz por primera vez, no lo podía creer, mi nerviosismo se hizo notar, mi emoción por escuchar su voz.

Así pasaron los días, casi a diario hablábamos y mi amor se fue fortaleciendo cada día más por él.

Finalmente me declaró su amor y me pidió ser su novia cibernética.

Envuelta en nuestra relación acepte serlo. En ese momento me sentía la mujer más feliz de todo el mundo, pero a la vez me ponía triste por no poder abrazarlo, tocarlo, mirarlo a los ojos.

Sentía también la necesidad de sentirme amada físicamente. Me alejé poco a poco de él, haciendo mil tonterías para que se alejara de mí, pero él siguió allí firme en su convicción y como todas la parejas teníamos problemas, a veces por mí, a veces por él tomando la decisión siempre de alejarnos, pero no pidamos estar el uno sin el otro, siempre solíamos buscarnos.

Pero mi sentido común se resistía a creer en la posibilidad de mantener una relación a larga distancia. Era algo que estaba fuera de mi realidad. Nadie vería con buenos ojos, una relación de este tipo. Así que simplemente asumí una posición en la que pensaba que este romance terminaría tarde que temprano.

Ya fue en este año que las cosas se fueron complicando. Mis miedos, miedo a que él jugara conmigo, como un día ya lo había echo.

Así que decidí apartarme poco a poco, inventando mil cosas donde la única perjudicada era yo misma. Un día decidí decirle una mentira, inventando que había tenido relaciones sexuales con otro chico. En su coraje me insulto y gritó palabras horribles en contra mía. Se rompió para siempre la fantasía y el encanto de aquella ILUSION CIBERNÉTICA.

El ahora tiene otro concepto de vida hacia mi persona. Hoy no se como explicarle que todo fue una mentira, que solo lo hice para alejarlo de mi. Estoy deshecha.

Si no te leo, te extraño, guardo tus fotos cerca de mí, lo que nos separa no es la distancia son otras cosas que difícilmente podríamos vencer, mi gran anhelo es verte feliz y realizado.

Se que no será conmigo, pero saber que eres feliz es lo único que de

2 Me gusta

23f85921280aac62171b4e8595d1f95f

1 le gusta

Muy dificil.situaciin
La de la historia

Yo no creo en las relaciones cibernéticas, alguna vez resultan
pero la inmensa mayoría de las veces te llevan a la tristeza porque
no es una relación plena y se echan en falta muchas cosas.

Feliz noche Tais.