Maduro ha llevado las reservas de oro a su nivel más bajo en 50 años