Ls 5 hijos de Juan Gabriel (foto)

5 septiembre 2016

Hace 40 años, Alberto Aguilera, mejor conocido como Juan Gabriel, decidió adoptar a un adolescente de 12 años. Lo llamó igual que él: Alberto Aguilera Jr., a quien sacó del orfanatorio Semjase, fundado por Juan Gabriel en 1987 y al cual aportara mensualmente 25 mil dólares. Semjase cerró sus puertas en 2011 por malos manejos económicos.

Alberto no quiso quedarse con la duda de saber qué se sentía ser padre, así que pactó con la hermana de su mejor amigo Jesús Salas, tener un hijo por inseminación artificial. Laura aceptó y en el más absoluto silencio lo llevaron a cabo. Es decir, Juan Gabriel fue pionero en los casos de vientre subrogado, antes que Ricky Martin y Elton John. Fue hace 28 años, que Laura Salas dio a luz a Iván Gabriel, el primer hijo y el único que lleva la sangre Aguilera Valadez.

Una vez realizado el sueño de ser padre, Juan Gabriel decidió adoptar a tres niños más: Joan Gabriel, Hans Gabriel y Jean Gabriel. Tres chicos que también se dice adoptó de su orfanato y que llevan los apellidos Aguilera Salas. De su hijo mayor Alberto Aguilera Jr., Juan Gabriel se distanció el día en que falleció Alberto III en mayo de 2012, a los 23 años, por sobredosis de drogas. Dos años antes, el 29 de julio de 2010, Alberto III había sido arrestado junto a su tío Joan Gabriel, acusados de robo. Fueron cachados tratando de usar una tarjeta de crédito de la víctima. Juan Gabriel murió distanciado de su hijo mayor, e incluso se sabe que contaba con una orden de restricción para que su hijo no se acercara a él.

Por su parte, Iván Gabriel (su hijo de sangre) estudió Administración de empresas y durante los últimos años se dedicó a representar a Juan Gabriel y además trabajaba coordinando sus conciertos. Iván Gabriel se casó en enero de 2012 en Florida con la rumana Simona Hackman. Juan Gabriel estuvo presente en la ceremonia y, según se reportó en su momento, pagó la fastuosa celebración. En 2014 Iván y Simona tuvieron a su primera hija.

De Joan Gabriel también se sabe que tuvo un accidente de tráfico en Florida en 2013 por conducir en estado de ebriedad, fue sentenciado en marzo de 2015 a libertad condicional y servicio comunitario, por lo que se le suspendió la licencia de conducir por 6 meses. De Hans Gabriel y Jean Gabriel se conocen pocos detalles de su vida.

9 Me gusta

Juan Gabriel, el niño “estorbo” de mamá
que se convirtió en ídolo

Poca gente sabía del poco cariño que Victoria Valadez le tuvo a su hijo Alberto Aguilera. Hoy, después que se transmitió el final de la serie Hasta que te conocí, en donde el propio Juan Gabriel habló sobre el “estorbo” en que él se había convertido para su familia, su infeliz infancia se hizo pública.

Durante la entrevista que le realizaron para escribir la serie, Alberto describe así su nacimiento: “Y en medio de dolores, gritos y llanto llegué a este mundo como todos, sólo que con su servidor llegaron los problemas y las tristezas. Cosas que pasan y nadie sabe por qué, pero que lo marcan a uno para siempre…”.

Y efectivamente, su infancia lo marcó. Su madre tenía que trabajar para mantener a sus ocho hijos, por lo cual le encomendó a Virginia que cuidara de su hermano. Entre Virginia y Alberto surgió una complicidad, un cariño que incluso confundió al mismo Juan Gabriel, quien en algún momento llegó a pensar que Virginia era su madre.

Pensamiento que desechó, cuando fue internado en un reformatorio en Ciudad Juárez, México, en donde lo abandonaron y sólo una ocasión Victoria lo visitó. Esa etapa, Juan Gabriel la recordó en su última entrevista con una conmovedora frase: “No sabían qué hacer conmigo, pero después no sabían qué hacer sin mi”. Y llevaba razón, pues cada mes, Alberto hacía que su madre y sus hermanos fueran a su casa por la ayuda económica que les proporcionaba mensualmente.

Alberto Aguilera el hombre, el cantante, el compositor, el artista vivió para conseguir el cariño y aprobación de su madre, pero jamás lo logró, ni siquiera cuando le compró la casa donde ella trabajó de sirvienta en Ciudad Juárez y se la regaló.

De ahí que un día, cuando llegó a su casa en las Lomas de Chapultepec, después que Joaquín Muñoz, uno de sus amigos, le ayudó a remodelarla, Juan Gabriel al ver la fotografía de Victoria adornando su chimenea, molesto le preguntó: “¿Qué hace ahí esa señora?”. Joaquín respondió: “Es tu madre, Alberto”. Juan Gabriel inmediatamente le ordenó: “Quítala de ahí, no la quiero ver”. Así Alberto Aguilera dio por terminada una relación de indiferencia con su madre.

Con un nudo en la garganta y con los ojos visiblemente humedecidos, Juan Gabriel dijo en su última entrevista que había aceptado que llevaran a la pantalla Hasta que te conocí, porque quería que su vida sirviera de ejemplo para que las madres amen y respeten a sus hijos. “Abrácense”, fue el último consejo que dio Juan Gabriel desde su corazón ante las cámaras.

3 Me gusta

La infancia de Juan Gabriel

Parácuaro, pueblo de la tierra caliente michoacana cuenta con un hijo pródigo que ha sido aclamado alrededor del mundo. Alberto Aguilera Valadez, más tarde Juan Gabriel, nació aquí hace 66 años.

Juan Ga­briel na­ció preo­cu­pa­do. Si trae a la me­mo­ria sus pri­me­ros re­cuer­dos, se ve a sí mis­mo ha­cién­do­se pre­gun­tas. Cuen­ta que se po­nía a pen­sar: ¿qué se­rá de mi ma­dre?, ¿qué se­rá de mí mis­mo?, ¿cuán­to tiempo más es­ta­ré en el in­ter­na­do?

Con una vi­da iti­ne­ran­te, pri­me­ro Pa­rá­cua­ro, des­pués Apat­zin­gán, lue­go Mo­re­lia y fi­nal­men­te Ciu­dad Juá­rez, el ni­ño Al­ber­to Agui­le­ra lo­gró es­ta­bi­li­dad man­te­nien­do la ca­be­za fir­me. Su in­fan­cia fue muy cor­ta. “De ni­ño yo era vie­jo”, declaró en una ocasión.

En su pue­blo na­tal, el pri­me­ro de la ru­ta, ape­nas pa­só siete meses de su vi­da. Era el más pe­que­ño de los 10 hi­jos de Vic­to­ria Va­la­dez y ahí vi­vió su pri­me­ra pér­di­da. Su pa­dre, Ga­briel Agui­le­ra, que­ma­ba un pastizal pa­ra lue­go po­der sem­brar maíz, pe­ro un día el fue­go se ex­ten­dió al te­rre­no de jun­to, lo que le pro­du­jo un gol­pe emo­cio­nal del cual nun­ca se re­cu­pe­ró y tu­vo que ser in­ter­na­do en el hos­pi­tal psiquiátrico La Cas­ta­ñe­da.

El res­to son es­pe­cu­la­cio­nes. Al­gu­nos ase­gu­ran que don Ga­briel es­ca­pó y bus­có a su fa­mi­lia en Pa­rá­cua­ro, pe­ro que nunca la en­con­tró por­que ya se ha­bía marchado a Juá­rez. Se dice, también, que al salir deambuló sin rumbo fijo. Otros más co­men­tan que mu­rió en el mis­mo hos­pi­tal.

Ávi­do de li­ber­tad

Des­pués de es­te do­lo­ro­so suceso, co­men­zó el pe­re­gri­na­je de la fa­mi­lia Agui­le­ra Valadez, que ter­mi­nó en Ciu­dad Juá­rez, Chihuahua, don­de el can­tan­te, des­de muy pe­que­ño, se to­pó con su des­ti­no: “Mi ma­má no po­día con­mi­go, pien­so que por eso me lle­vó al in­ter­na­do. An­tes que ser ma­dre era mu­jer y eran sus mejores años”.

En oca­sio­nes Vic­to­ria lo iba a vi­si­tar y lo llevaba a la casa donde trabajaba de sirvienta. Entonces Juan Gabriel le po­nía se­gu­ro a la puer­ta del cuar­to pa­ra que no pu­die­ran sa­lir y no lo lle­va­ran más a ese encierro. Por cier­to, cuando se volvió famoso, el can­tan­te com­pró la vi­vien­da.

Aun­que los in­ten­tos del jo­ven por re­cu­pe­rar su li­ber­tad fue­ron en va­no, a ve­ces lo­gra­ba es­ca­bu­llir­se y estar fue­ra por va­rios días, en los que tra­ba­ja­ba pa­ra po­der sub­sis­tir. La­va­ba co­ches, le car­ga­ba la bol­sa de las com­pras a las se­ño­ras… En fin. Po­co le du­ra­ba el gus­to por­que en cuan­to lo des­cu­brían, lo lle­va­ban de nueva cuenta al in­ter­na­do.

En una de esas es­ca­pa­das, Alberto lle­gó a Parácuaro, a la tien­da de don Efrén, un mi­choa­ca­no de ascenden­cia es­pa­ño­la que se sor­pren­dió mu­cho con la pre­sen­cia del muchacho, pues no sabía cómo había llegado hasta ahí. Sin embargo, de esos viajes tan largos, de Juárez a Parácuaro o a Acapulco o sabrá Dios a dónde más, pudo haber salido la can­ción “Den­me raid”.

En otra ocasión Alberto estaba en la en­tra­da de la mis­ce­lá­nea leyendo una historieta de El Lla­ne­ro Solitario cuan­do co­men­zó una ba­la­ce­ra “y el mu­cha­cho no se mo­vía has­ta que lo ja­lé y le di­je ‘ven­te para acá’”, recuerda el tendero. Dé­ca­das des­pués, el joven, convertido en Juan Ga­briel, le man­da­ba a don Efrén pos­ta­les con las fo­tos de los lu­ga­res que co­no­cía, las cuales el viejo aún conserva.

Co­no­ce a su benefactor

Pe­se a la re­sis­ten­cia de Al­ber­to de per­ma­ne­cer en el in­ter­na­do, fue en es­te lu­gar don­de en­con­tró su vocación. Ahí te­nía un maes­tro de nom­bre Juan Con­tre­ras que da­ba cla­ses so­bre có­mo ha­cer ar­te­sa­nías. El hom­bre se es­ta­ba que­dan­do sor­do y los alum­nos se reían de él, ex­cep­to Juan Ga­briel: “Me da­ba pe­na. Có­mo me iba a bur­lar, él me en­se­ña­ba co­sas, me de­cía que yo no era co­mo los de­más ni­ños”, y de ahí nació una lar­ga amis­tad.

Cu­rio­sa­men­te Juan era afi­cio­na­do a la mú­si­ca y en una ho­ja le di­bu­ja­ba a Alberto las te­clas de un pia­no, con eso le ex­pli­ca­ba las no­tas mu­si­ca­les. Tam­bién le en­se­ñó a to­car la gui­ta­rra. Él fue el úni­co que su­po por bo­ca del pro­pio can­tan­te la tris­te­za que és­te sen­tía por la le­ja­nía de su ma­dre.

Una tar­de, al sa­car la ba­su­ra del in­ter­na­do, Juan Ga­briel de­ci­dió huir. Te­nía 13 años. “Ya no aguan­té. La liber­tad es un de­ber, por eso me sa­lí.” Des­de lue­go, co­rrió a bus­car a Juan Con­tre­ras, con quien se que­dó a vi­vir. Am­bos ven­dían ar­te­sa­nías de ma­de­ra, mim­bre y ho­ja­la­ta que ellos mis­mos ha­cían. Un año des­pués, Juan Ga­briel bus­có a su ma­dre y a su her­ma­na Vir­gi­nia, a quie­nes ayu­dó en el ne­go­cio de ha­cer bu­rri­tas de tor­ti­llas de ha­ri­na pa­ra ofre­cer­las en el cen­tro de Ciu­dad Juá­rez.

En es­tos tiem­pos, fue cuando Juan Ga­briel com­pu­so su pri­me­ra can­ción: “La muer­te del Pa­lo­mo”. Su her­ma­no Jo­sé Gua­da­lu­pe no le creía que fue­ra de él. Lo de can­tar es­ta­ba bien, pe­ro ya es­cri­bir un te­ma le pa­re­cía una exa­ge­ra­ción de adolescente.

4 Me gusta

Pobrecito es increible todo lo ke sufrio y nada lo derrumbo. Un ejemplo mas de que cuando se quiere se puede el tuvo muchas razones para ser un Drogadicto.y hechar a perder su vida siendo una verguenza mas sin embargo Eligio ser alguien un triunfafor y hacer algo bueno para el mundo,.todo un Ejemplo​:wink::heart_eyes::heart_eyes::heart_eyes::heart_eyes::heart_eyes::heart_eyes:
Me caen gordo los hijos que viven aqui en estados unidos que no hablan ni espaniol :grimacing::grin::grimacing::grin:

4 Me gusta

Awwww tan lindo JuanGa y le toco sufrir tanto con el desamor de su Madre y despues con los hijos :cry:

3 Me gusta

Este fue el último mensaje que Juan Gabriel dedicó a todos sus fans:

Acompañado en el escenario por alrededor de 60 músicos, entre ellos un mariachi, orquesta, coristas y bailarines, el Divo de Juárez contempló a su entregado público mientras detrás de él, en las pantallas, aparecía la siguiente frase: “Felicidades a todas las personas que están orgullosas de ser lo que son”.

3 Me gusta

Asi es Rackelita despues de que saco a los hijos les dio una buena vida como le pagan siendo una Verguenza.,mal agradecidos​:grimacing::scream::wink:claro como no sufrieron todo se les hace facil y ahora a gozar los millones.,
Y a despilfarar lo ke no les costo​:scream::flushed::grin::grin::grin::wink:

1 le gusta

este hombre es un puro ejemplo que no todo el tiempo los hijos son despegados malos agradecidos y tiran para el monte por culpa de los padres. una vida muy triste la que le toco vivir pero por otro lado fue un sabio un valiente y un ser humano con una calidad especial … que descanze en paz …

1 le gusta

Es por eso que dicen que la adopción es dificil, porque a veces ni tus propios hijos te respetan mucho menos los que no tienen lazo de sangre, y sobre todo que él los adopto ya conscientes que no eran sus padres, que mal le pagaron.

2 Me gusta

Saludos Patito y Rackel… recuerdan el tema que traje de las serie de Juan Gabriel “Hasta que te conocí”… la recomendé porque me pareció genial! … no quise comentar al respecto para que vieran la serie…

… ahí se relatan los malos tratos que recibió Juan Gabriel por parte de su familia… incluida su mamá que aceptaba y apoyaba que sus hijos mayores lo golpearan… para que se hiciera ‘hombrecito’ y dejara de estar soñando escribiendo canciones… en una ocasión uno de sus hermanos casi lo mata a golpes… una tía lo defendió…

… se relata también, como su propia madre intentó y casi logra venderlo, no logró la venta porque la hermana de JG de nombre Virginia intervino.

3 Me gusta

tiradop9… asi es, como el mismo lo dijo… la mesa estaba puesta para llegar a ser el peor delincuente…

carloza… :+1:

1 le gusta

Si la estoy esperando para verla.? Gracias KIWI.
Lla no se ni que pensar de la mama de JuanGa.,si que fue mala​:grin::grimacing::thinking::thinking::thinking::thinking:

1 le gusta

Kiwy… yo escucho un programa de radio con Horacio Villalobos y El reseño toda la serie y ahi me entere de muchas cosas… y precisamente la frase de “Mi Mama me intento vender” … horacio la usa mucho y antes de que muriera como me hacia reir cuando lo decia… ahora lo sigue diciendo pero como que ya no es lo mismo :cry:

1 le gusta

QEPD ya esta en mejor vida. sufrio mucho, y nunca se dio por vencido.

1 le gusta

@patodumbtrump … creo que ella nunca se dio cuenta de tanto daño que le hizo a su hijo… puede ser que debido a las circunstancias, a la ignorancia … ella quedó sola con la responsabilidad de alimentar y educar a tantos chiquillos… intentó tener a su hijito a su lado trabajando como sirvienta, pero no fué posible porque el niño (JG) era muy inquieto e hiperactivo, no tuvo otro recurso que internarlo… fue terrible todo el tiempo que dejó pasar antes de visitarlo nuevamente en el internado… fueron años… ah! pero sí tuvo tiempo para volverse a ‘casar’… para tener un macho en casa… y de su hijito que tanto la necesitaba… se olvidó. :cry:

2 Me gusta

@Rackel… sí Rackel me pasó lo mismo, me daba risa como lo decía HV, por el humor negro que maneja… pero ya no… porque así hay muchas personas que venden a sus hijos… y eso es muy triste. :pensive:

Tantas cosas que uno no sabia de JG, estaba viendo un pedacito de entrevista hecha a El cuando joven wow se me partio mi corazon, dijo que la mamá lo llevo engañado al orfanato diciendole que era una escuela de monjas y ya grandecito lo metio al reformatorio ese porque le dijo era insoportable, que porque era asi? Que el se llevaba los cuadernos y los lapices de todos y la mamá les dijo a los hermanos de JG que si ellos se querian hacer cargo de El lo hicieran pero que ella no podia y nadie lo hizo.

2 Me gusta

Wow , me dije vieja p. endeja… Pero me arrepenti me digo dejame no juzgarla si ni el mismo hijo la juzgo.

2 Me gusta

Por eso me gusta esa frase " los amigos son los hermanos que elegimos".

2 Me gusta

En conclusion…cual de los que aperecen en la foto es su hijo biologico? pregunto porque en otro tema pusieron que esa foto fue en la boda de su hijo y su hijo biologico es el unico casado que se supone que es el que esta en el centro de la foto. Pero al que mas encuentro parecido a Juan Gabriel es al que esta abajo a la derecha junto a el…:thinking:

1 le gusta