Los cristales activan el chi

Los cristales tallados esféricos, como el que vemos en la foto, modulan el shi en torno a rasgos arquitectónicos extremos. Se suelen usar cuando no hay sitio para ningún otro tipo de realce. Por ejemplo, se pueden colgar cristales del techo cerca de un ángulo puntiagudo o un rincón que sobresale invadiendo una habitación, para reducir la punta del ángulo y equilibrar la circulación del shi.

Tradicionalmente, los cristales se colgaban con un hilo rojo o de una plomada de unos 18 o 27 cm (múltiplos de 9, ya que este es el número de tonificación de la energía). Pero si no te gusta que se vea el hilo, cuelga el cristal como prefieras, con la certeza de que el cristal cumplirá su función de cualquier modo.

En los cuartos de baño, los cristales contrarrestan los efectos de drenaje del lavabo, el inodoro y el baño, activando el shi y haciéndolo circular. Cuelga un cristal del techo a mitad de camino entre el inodoro y la puerta, o en medio del techo cuando el inodoro se pueda ver desde la puerta.

Los cristales también modulan el shi en los pasillos largos y al inicio de una escalera larga, para frenar la cascada de shi que cae.

Cuando una habitación parece estancada o necesita una limpieza, cuelga un cristal en el centro. Tiene más efecto si es el único cristal de la habitación, ya que a través de él circula una onda de shi clara y limpia.

Los cristales simbolizan la circulación saludable y alegre del shi a través de tu cuerpo, mente y espíritu. Representan tu capacidad para seguir tu propio ritmo. Si sientes que la vida va demasiado deprisa o demasiado despacio, es que has de modular el shi.

2 Me gusta

image

Me agradó leer este interesante tema, gracias

Gracias por compartir…