La Polémica ley que prohíbe el uso de prendas cortas

image

Los mini-shorts, los pantalones caídos y las minifaldas podrían quedar restringidos a través de esta regulación.

No es la primera vez que en esta sección te hablamos de leyes extrañas, absurdas o estrambóticas. En su día dedicamos un artículo a las leyes sexuales más disparatadas del planeta; y también hablamos en alguna ocasión de impuestos realmente difíciles de entender. La propuesta de la que hoy queremos hablarte es seria candidata a alcanzar los puestos de honor de cualquier ránking de leyes estrafalarias. Desde luego, en pleno siglo XXI llama la atención que haya quien pretenda legislar sobre vestimenta… pero así es.

Eso es lo que está ocurriendo en una pequeña población llamada Dadeville (Alabama, EE.UU.), según hemos podido leer en el blog Bustle. El gobierno de esta localidad de poco más de 3.000 habitantes parece absolutamente decidido a poner límites a la forma de vestir de sus habitantes. Hace un par de semanas ya lanzó una propuesta de ley para prohibir los pantalones caídos al estilo «rapero»… y ahora quiere restringir también el uso de minifaldas y de mini-shorts.

Seguro que durante este verano que ya termina has visto muchísimas chicas vistiendo esos diminutos pantalones cortos. Se han puesto de moda en Estados Unidos y varios países de Europa y no son pocas las que se han apuntado a seguir la tendencia. Sin embargo, los gobernantes de Dadeville consideran que tanto estas prendas como las minifaldas demasiado pequeñas, al igual que los pantalones llevados por debajo de la cintura, son como mínimo indecentes.

«Son irrespetuosos y dan a nuestros jóvenes una impresión equivocada de lo que es “guay”. ¿Quién va a respetarte si no te respetas a ti mismo?», explica Frank Goodman, uno de los concejales que ha impulsado la propuesta. Su idea inicial era prohibir únicamente los pantalones caídos que visten muchos jóvenes varones, pero otros miembros del consistorio han decidido añadir prendas típicamente femeninas al proyecto de ley, argumentando que se trata de «una cuestión de igualdad».

Por ahora, lo que han conseguido es despertar la indignación de gran parte de los habitantes del pueblo. Los comentarios críticos hacia esta atípica medida no han tardado en aparecer en las redes sociales. «Esto supone enseñar a los niños que serás respetado en función de lo que vistas», apunta un internauta. También hay quien apoya la propuesta: «Estoy cansada de ver esa m… Tengamos un poco de decencia», celebra otra usuaria. Tendremos que esperar para saber si en Dadeville toca renovación general de armario… por imperativo legal.