La onda expansiva del "Clásico Joven"

La onda expansiva del “Clásico Joven”


![image](upload://bLxNeaSvXigNNCw6NABDgUeWOo7.jpg)

Cruz Azul

No es casualidad que América haya iniciado mejor que Cruz Azul el torneo, y que le haya ganado con autoridad el sábado pasado en el Estadio Azul. Cuando hay mejor gestión directiva, planeación del torneo, mejor plantel y entrenador ocurren estas cosas. Por eso América es 3º general y Cruz Azul 17º. Así de simple.

América sabía que quería que Ignacio Ambriz fuera su técnico desde abril del 2015, Cruz Azul no sabía a quién iba a poner a finales de mayo.

Pese a que no clasificó a Liguilla en dos torneos consecutivos, Cruz Azul tardó una semana en despedir a Luis Fernando Tena; tocó la puerta de Juan Carlos Osorio, José Cardozo, Claudio Borghi y Gustavo Matosas. El 1 de junio firmó a Sergio Bueno, su quinta opción.

América mantuvo la base de su plantel, apenas trajo dos refuerzos; Cruz Azul contrató alegremente diez jugadores. A Coapa llegaron Javier Güemez y Andrés Andrade; el primero jugador de Selección y el segundo sabedor de que recibía su segunda y última oportunidad para triunfar en América, con la diferencia de que esta vez sí hizo pretemporada. Ambos son titulares.

En La Noria el tema de refuerzos ha sido una ensalada. La delantera, principal necesidad, fue la última en atenderse con Jorge Benítez y Matías Vuoso; 37 días después del inicio del torneo fue que pudo debutar Fernando Belluschi por un trámite estrictamente directivo. ¡Increíble! Ya no quiero recordar casos anteriores como Lizarazo que no jugó un minuto, o los Alemao y Aníbal Zurdo que no dejaron huella.

A lo anterior hay que añadir errores individuales graves que han ido al marcador. Jesús Corona y ‘Maza’ Rodríguez muy lejos de su nivel con fallas en zona de seguridad; y Gerardo Torrado con un penal fallado en la jornada 1 contra Morelia, y la expulsión ante Tijuana.

Si querían cambiar de técnico en La Noria, éste era el momento, no después del partido contra Monterrey. La directiva ha llamado a cuentas a Sergio Bueno, pero ¿quién los llama a cuentas a ellos por la pobreza de su gestión deportiva? Quizá sería buena idea que echaran un vistazo a la forma en que están planeando otras directivas, como la del propio América.

Fuente: Ciro Procuna