La increíble capacidad de un HOMBRE CON LIMITACIONES FÍSICAS

Recién iniciado el siglo XVIII los modos de distracción y ocio de los ciudadanos de cualquier lugar eran escasos, siendo mayoritariamente el modo de entretenerse el acudir a una ejecución pública (por aquel entonces era raro el mes que no hubiera alguna) e ir a ver los espectáculos teatrales o circenses que, de tanto en tanto, aparecían por la población en compañías ambulantes.

Pocos eran los artistas que conseguían poder permanecer durante una larga temporada en un mismo lugar y todos los días llenar el recinto donde realizaba su espectáculo.

[Te puede interesar: P. T. Barnum, el hombre que se enriqueció con los monstruos]

Uno de ellos fue Matthew Buchinger, alemán (nacido en Ansbach, población famosa en la época debido a una curiosa historia sobre un hombre lobo ocurrida en 1685) que a inicios del siglo XVIII recorrió gran parte del continente europeo con su espectáculo y acabo instalándose a vivir en Londres

Pero Matthew Buchinger poseía varías peculiaridades físicas que lo convirtieron en uno de los artistas más prodigiosos de su época: medía 74 centímetros de altura y tenía una malformación de nacimiento que había hecho que careciese de piernas y brazos (tenía muñones a la altura se las rodillas y los codos debido a una enfermedad congénita conocida como ‘focomelia’).

A pesar de ello nada limitó su capacidad para realizar auténticas proezas que dejaban al público boquiabierto. Tocaba varios instrumentos a la perfección, realizaba ilustraciones, pequeñas piezas a las que escribía minúsculos textos e incluso introducía con gran destreza pequeños barcos de madera dentro de botellas de cristal.

También tenía una gran puntería y realizaba sencillos pero, a la vez, sorprendentes trucos de ilusionismo. Todo ello motivó para que fuese conocido como ‘mago’, ya no porque realizase trucos de magia (tal y como hoy conocemos) sino por su capacidad inexplicable para realizar todas estas proezas a pesar de sus evidentes limitaciones físicas.

Una de las cosas más sorprendentes de Matthew Buchinger fue su capacidad por conquistar y seducir a infinidad de mujeres: se casó en cuatro ocasiones, tuvo catorce hijos de ocho mujeres diferentes y según relatan algunas crónicas se le adjudican alrededor de setenta amantes.
Pero una de las cosas que más deseaba conseguir Buchinger desde que llegó a Inglaterra era una pensión vitalicia que le ayudase a vivir un poco mejor y cubrir todos los gastos que su numerosa familia y promiscua vida le ocasionaban. Tras solicitar dicho subsidio al rey Jorge I éste se la denegó, sobre todo porque vio en él que era un hombre muy válido para realizar cualquier tipo de trabajo y ganarse la vida, a pesar de la aparente discapacidad física que presentaba. Lo máximo que pudo conseguir del monarca fue una pequeña gratificación que de poco le sirvió.

Afortunadamente no le faltó el trabajo y docenas eran las personas que acudían a sus espectáculos por los que cobraba de entrada un chelín. También fueron múltiples las ocasiones en las que fue contratado para actuar para particulares en lujosas mansiones donde los aristócratas de la época realizaban sus exclusivas fiestas. Matthew Buchinger se convirtió en un habitual de ese tipo de actos sociales donde los invitados disfrutaban de sus habilidades.

Fuentes de consulta: mentalfloss / nytimes / libraryireland

4 Me gusta

Un ser fuera de serie.

1 le gusta

TIENES RAZÓN.PARA SUS TIEMPOS, SI LO FUÉ.

:worried:INCREIBLE
GRACIAS POR COMPARTIR

1 le gusta

Interesante, sobre todo en una epoca donde el oscurantismo aun estaba en pleno apogeo y logro destacarse con sus habilidades.:cherry_blossom:

1 le gusta

Fabulos articulo… y como dicen las companeras, en tiempos tan restringidos…

PUES SI INTERESANTE DE COMPRENDER QUE PESE A TODO,ESTE HOMBRE VENCIÓ SUS LIMITACIONES, PERO HUBO OTROS, QUE TUVIEORN LABIOS LEPORINOS, SE ME OLVIDA ESTE CIENTÍFICO, DEL SIGLO XVII,
ERA AMIGO DE DARWIN, CREO O ESTE LO ADMIRABA, LO MENCIONARON EN EL LIBRO DE LAS MUSAS DE DARWIN.

EN VERDAD,ESTUVIERON CON SUS LIMITACIONES, PERO NO ERA EL PROBLEMA EN ESENCIA ESTO, SINO LA GRAN DISCRIMINACIÓN A LA QUE SE ENFRENTABAN ALGUNOS, OTROS NO, VENCIERON SUS LIMITACIONES.

ESTE SI ES FUERA DE SERIE.

ESTO ES LO INTERESANTE.

A MÍ LO QUE SIEMPRE SE ME HIZO MAL, ERA LA PRÁCTICA DE LOS ELECTROSSHOCKS, DEFINITIVAMENTE CRUELES.QUE PARA CURAR A LOS ESQUIZOFRÉNICOS, YO PIENSO QUE PARA QUEMARLES EL CEREBRO Y TANTO, SIN ANESTESIE, SU TRAUMA HA DE HABER SIDO TAL, QUE AÚN EN NOMBRE DE LA CIENCIA, NO LES JUSTIFICO. PIENSO QUE HA SIDO EL HECHO TAN INHUMANO, TAN ABERRANTE, QUE GRACIAS A FREUD, LOS POBRES ENFERMOS MENTALES, LOGRARON EVITARSE PASAR POR TODO ESTO.

LA EPILEPSIA COMO LA ESQUIZOFRENIA, ES CASI LO MISMO, EN DIFERENTES ÁREAS Y HOY SE CONTROLA DE FORMA SEMEJANTE EN AMBOS CASOS(LO SÉ AHORA POR LO QUE HE PASADO), PERO ANTERIORMENTE

LA PSICOLOGÍA NO SOLO ESTABA EN PAÑALES, SINO CON PRÁCTICAS INEFICASES, DOLOSAS PERO DEMASIADO CRUELES.

EL MINUSVÁLIDO, ERA UN SER AL QUE SE LE DEJABA SER UN MUEBLE, UN VEGETAL, DEPENDIENTE EN SU TOTALIDAD DE SUS SERES QUERIDOS, SIN EMBARGO,ALGUNOS, POR NO CONTAR CON TODOS LOS MEDIOS, TENÍAN QUE SER FORZADOS A MEDIO FUNCIONAR, TAL VEZ POR ELLO, ESTE HOMBRE ABANDONADO O BUSCABA SU ALIMENTO O SIMPLEMENTE NO SOBREVIVIRÍA, PERO SOBREVIVÍA, ASI QUE AL SER PARTE ESENCIAL DE SU VIDA SU SUPERVIVIENCIA, TUVO QUE HACER MILES DE PERIPECIAS, DE PROEZAS, PARA OBTENER DINERO, DINERO QUE LOGRABA SI LA GENTE LO ADMIRARA Y SUPONGO QUE POR ESO LE ERA NECESARIO DE ESTA FORMA SOBREVIVIR.

BUENO, ESTO PIENSO, SALUDOS.