La capacidad reproductiva

LA MUESTRITA DE DON DANIEL

Resulta que un viejito del Foro de Seniles al que, para respetar su privacidad, llamaremos Don Danielito, llegó a su visita semanal a mi consultorio, porque además de ser Ginecobstetra soy Proctólogo. Aprovechando el viaje me preguntó que si a sus setenta años podría aun tener hijos con su esposa, otra viejita de setenta y tres años que también es mi paciente.

La “mera verda’” me dio pena desilusionarlo y le dije que haríamos los exámenes correspondientes para conocer su capacidad reproductiva y que para eso era necesario que me presentara al día siguiente una muestra de s e m e n. Le entregué un recipiente especialmente preparado para recolectar muestras.

Al día siguiente, como habíamos dicho, se presentó Don Danielito y me dice:

- Doctorcito, no pude traerle la muestrita de s e m e n que me pidió.

- ¿Y de verdad intentó traerla, Don Danielito?

- Sí Doctor, me dice muy serio. Primero lo intenté con la mano derecha, nada . . . . . Luego con la izquierda y lo mismo: nada . . . . . Con las dos manos y lo mismo . . . nada . . .

Entonces le pedí a mi esposa que lo intentara ella, con una mano, con la otra, bueno, hasta con los dientes y nada . . . . . . . . .

¡Nomás no pudimos abrir el ‘inche frasquito que nos dio!

1 le gusta

lo acomodo bien ajajaj

:snake::grin::joy:

jajajajajaj ay el griego quechistosojajajajj

**ES LA PRIMERA VEZ QUE VEO . . . . . . **

Bebé Grieguito jugaba mucho con un “globo rojo”, hasta que Griego papá lo amenazó con castigarlo si no se deshacía del juguete. Nene Grieguito entendió y sin pensarlo “tiró” el globo (inflado) en el W.C.

Coincide que ese día Griego papá andaba “crudotote” y “cursiento” (con diarrea), llega de urgencia al baño y sin fijarse se sienta para desahogar aquella necesidad. Cuando termina, se levanta y al mirar el W.C. se asusta al ver flotando un objeto grande, de color entre café y rojo oscuro, Juancho papá, alarmado pensó que aquello era “su hígado” flotando en medio de la inmundicia. . .
¡Ateneaaaaa!, le gritó (en griego) a su bienamada esposa, ¡llama al Doctor, parece que con la diarrea he tirado el hígado!.

Cuando llega el Dr. se puso a “observar” aquello tan raro que flotaba en el W.C., comienza a picarlo con unas pinzas de cirujano haciendo que el globo estallara. . .

Griego papá, asustado, le pregunta al “matasanos” que sucedía. . . El médico le contesta mientras limpiaba de sus lentes la “caca” que había “explotado”:
- ¡Que raro . . . es la primera vez que veo un pedo con cáscara . . . . . . . ¡ ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

jajajajajajjajajaja ay Griego, que cuento!!!