Jim, el caballo que ayudó a fabricar la cura de la difteria

A finales del siglo XIX y principios del XX, la difteria era una enfermedad mortal. El científico alemán Emil von Behring descubrió una antitoxina que actuaba contra la difteria en la sangre de ciertos animales. Gracias a algunos caballos como Jim se pudo producir un suero milagroso. Sin embargo, varios niños que estaban siendo tratados con este suero murieron de tétanos en 1901 y el propio Jim corrió la misma suerte. Esta contratiempo sirvió para la aprobación de la Ley de Control de Productos Biológicos de 1902, que supervisaba la seguridad de las vacunas.

1 le gusta

gracias por
la info