James Rodríguez rompió el silencio y se defendió de las acusaciones en su contra