Incendios en California destruyen unas 100 casas y miles huyen

image

Apenas 12 horas después de haber comenzado, un incendio forestal que arde al norte de San Francisco ha arrasado con más de 24 hectáreas (60 acres) de tierra, ocasionó quemaduras a cuatro bomberos y quemó carreteras y construcciones, obligando a las autoridades a hacer una declaración de emergencia y a miles de personas a huir de la zona.

Un funcionario policial confirmó la tarde de este sábado que más de 100 casas han sido alcanzadas por incendios.

En tanto, el fuego en el condado de Lake estalló la tarde del sábado y rápidamente avanzó a través de arbustos y árboles resecos tras una sequía de varios años, informó el Departamento de Bosques y Bomberos de California. Fueron evacuados pueblos enteros, así como los residentes a los lados de un tramo de 35 millas (50 kilómetros) de autopista.

Los bomberos heridos, todos miembros de una tripulación que se trasladaba en helicóptero, fueron transportados por aire a una unidad de quemados de un hospital, donde fueron atendidos por quemaduras de segundo grado, dijo el portavoz del departamento Daniel Berlant. Estaban en condición estable, agregó.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró estado de emergencia por otro incendio forestal de 101 millas cuadradas (262 kilómetros cuadrados) que ardía al este, a unas 70 millas (112 kilómetros) al sureste de Sacramento, que había destruido al menos 86 viviendas y que cubrió de un blanco espectral las colinas de la Sierra Nevada, normalmente llenas de hierba y salpicadas de árboles.

El estado de emergencia ayuda a liberar fondos y recursos para controlar los incendios. La sequía que padece California ha agravado los incendios activos en el estado.

“Perdí mi negocio. Todo se quemó: mi tienda, mi casa, 28 años de vida”, dijo Joe Thomas, que vive cerca de la comunidad de Mountain Ranch. “Tengo que empezar de nuevo. Es deprimente”.

Thomas, que dirigía una concesionaria para la venta y reparación de tractores, dijo que él y su esposa solo alcanzaron a agarrar algunos documentos, la computadora de trabajo, fotos y sus cuatro perros. Tuvieron que abandonar una cabra, cinco patos, seis conejos y más de 30 pollos.

“Abrí los corrales y los dejé correr. No podía llevármelos”, dijo. “Lo único que queremos hacer es ir a casa. Esto es terrible”.

Más de 3,850 bomberos fueron asignados a combatir las llamas y se esperaba que se sumaran más. La causa del fuego está bajo investigación.

Que lamentable suceso el que están viviendo en California, esperemos puedan contener el fuego para que no cause más desastres. :sleepy: