Hola juanito

¿Cómo has estado?

En un Foro de cuyo nombre no quiero acordarme, digo, en un Convento de allá del pueblo de San Pedro Piedra Gorda (St. Peter Fath Stone), habitaba un sacerdote, un móndrigo viejo al que le decían EL PADRE JUANITO.

El PADRE JUANITO acostumbraba bañarse todas las noches en una tina con agua caliente, una tina junto a su cama, en su habitación del monasterio.
Su nocturnal y acostumbrado baño se lo daba asistido por una monja, una novicia llamada Sor Buenotota del Buenísimo Asentamiento, tierna e ingenua como muchas de ellas. La única misión de la inocente monjita era ayudar al Padre Juanito en todo lo que necesitara mientras él se tallaba “la mugre” . . . . .

Resulta que una mañana, en los pasillos del convento, se encuentra Sor Buenotota con la Madre Superiora llamada Sor Musita de la Constante Soplación y le dice:
- Madre, ¡He sido salvada! – dice Sor Buenotota -
- ¿Pero cómo ha ocurrido tan maravilloso evento, querida hija?, pregunta la Superiora.
- Anoche, dice la monjita, mientras ayudaba al Padre Juanito en su cotidiano baño, me tomó la mano y me la llevó hasta “su entrepierna” y me dijo que esa era “la llavezota del cielo” y que era necesario probarla con mi “cerradura”, la que tengo yo en “mi entrepierna”, pa’ ver si se abrían las puertas del paraíso para ser salvada.

Exclama la Madre Musita de la Constante Soplación:
- ¡ ’éndigo viejo desgraciado!, ¿Y que más pasó?
- Bueno, platica la inocente novicia, antes de iniciar mi salvación, me dijo el Padre Juanito que tal vez al principio me dolería un poco porque el camino de la gloria era difícil y doloroso, pero que al final sentiría un gran placer . . . .
- ¡Hijo de su santa babiche! ¿Y que le hizo hermana?
- Po’s me levantó el hábito, me quitó mis calzoncitos, esos de encaje que ‘usté me regaló, me acostó de espaldas en lo que el llamó “el probador” aunque yo solo vi su cama, y po’s comenzó a probar mi “cerradura”; acomodó su llavezota y ai’tamos a dale y dale . . . y sí, tal como él dijo, al principio dolió un poco pero luego . . . . vino una explosión de placer . . . . ¡Ya estaba yo en la gloria!, ¡Ya me había salvado! . . . . . .

¡Aghhhhhh!, grita enfurecida la Madre Musita de la Constante Soplación, y a mí que me había dicho que esa era “La Trompeta del Arcángel Gamaliel”, y se la estoy soplando desde hace más de 20 años. . . . . . . .

1 le gusta

jaaaaaaaaaaa aaaa la madre…jajajajajjjajajajjajajajaja

buen dia juancito…jajajajajajaa :joy: :joy:

Pekkky, buen inicio de jueves :sunglasses:

1 le gusta

:joy: :joy: si si ya se que no te gustan las caritas amoncitas pero :joy: :joy: me sigo riendo de la madre… :joy: :joy:

buen dia pa ti igual

Juassss jajajajajaja
Santos blasfemos batman

Recuerda que “hábitos vemos, revolcadas no sabemos”

En la edad media y fechas posteriores “guardaban” en los conventos a las hijas de ricos y poderosos cuando les resultaban con “domingo siete” Las tenían ahí hasta que lograban el aborto o nacía la criatura y la mandaban al diablo.

Dejando Saluditos por aqui! image

image

Es uno de mis sobrinos

Pensé que era una foto tuya de cuando bebé . . .

Mmmmmmm pos que penson , . , . .

BUEN DIA KEKY :stuck_out_tongue_closed_eyes:

Hola don juanitooo como esta ud??? que cuenta?

Dice La Mano Pachona que bien, gracias. Saludos al chaparrito chistoso JAJAJAJAJAJA

yo le mando sus saludos mister juanito :smiley: