Escondido entre olivos y marihuana

image

Michael Roden se escondía de la policía británica entre los 2.000 vecinos de Alomartes (Illora), una pedanía situada a los pies de la granadina Sierra de Parapanda. Entre olivos y marihuana, se ocultaba este narco de Redditch (Worcesteshire), de 26 años y apodado Dodge, desaparecido desde que huyó de la justicia inglesa durante un permiso carcelario. Con una condena de tres años de prisión a las espaldas por tráfico de drogas, Roden cayó el pasado 4 de noviembre en manos de la Guardia Civil. Los agentes irrumpieron en su domicilio fuertemente armados.
Y cazaron así a otro de los 10 fugitivos británicos más buscados en España: el séptimo arrestado este 2015. La lista se acorta.