El papa pide al Congreso de EE.UU. abolir la pena de muerte

El papa Francisco protagonizó hoy la primera e histórica intervención de un pontífice ante el Congreso estadounidense, al que apeló a cumplir lo que denominó los “sueños” de América y donde reivindicó que se escuche “la voz de la fe”.

El pontífice argentino, que se presentó como un “hijo de inmigrantes” y del “gran continente” americano, aseguró que comparte con los representantes del pueblo estadounidense “una responsabilidad común” hacia esa parte del mundo.

El papa pronunció un discurso en el que se apoyó en cuatro personalidades históricas de EE.UU. como ejemplos de esos “sueños” americanos: el expresidente Abraham Lincoln, el premio Nobel Martin Luther King, la fundadora del Movimiento del Trabajador Católico, Dorothy Day y el monje cisterciense Thomas Merton.