El día que Michael Jordan rechazó $100 millones por no asistir dos horas a un evento