Efecto de la obesidad: hígado graso


Ayuda el bajar de peso y practicar una actividad física.

Efecto de la obesidad: hígado graso

Definición
También conocido como esteatosis hepática o hígado graso se refiere a una enfermedad del hígado que se caracteriza por la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas (hepatocitos) y que no es causa del consumo de alcohol.

El término esteatohepatitis no alcohólica se usa cuando la acumulación de grasa en el hígado va acompañada de un estado inflamatorio.

Prevalencia
La Organización Mundial de Salud estima que existen 300 millones de personas a nivel mundial con obesidad, motivo por el cual la incidencia del hígado graso se ha incrementado.

El 80% de las personas con obesidad padecen hígado graso, y el 90% de las personas con síndrome metabólico también. Se presenta en el 70% de las personas con Diabetes Mellitus y en el 20% de las personas con alteración en colesterol y triglicéridos.

Es la tercera enfermedad hepática más frecuente y requiere tratamiento para evitar complicaciones graves.

Epidemiología
Se asocia a obesidad, diabetes, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, sexo femenino. Aunque suele presentarse en personas sin factores de riesgo.

Fisiopatología
La acumulación de grasa en los hepatocitos lleva inflamación hepática con el desarrollo de fibrosis que termina en un daño hepático crónico o cirrosis hepática.

Causas
La causa principal es la alcohólica. Pero puede presentarse por infecciones virales, bacterianas o por obesidad y sobrepeso.

Existen algunos mecanismos que se han demostrado importantes para el desarrollo de la enfermedad:

  • Resistencia a la insulina,
  • estrés oxidativo,
  • liberación de citocinas (producen inflamación)
  • Otra causa también importante es que puede ser originado por las dietas que provocan pérdida rápida de peso, u oscilaciones de peso, así como obesidad central

Manifestaciones clínicas
Es una enfermedad que no presenta síntomas y cuando llega a hacerlo se manifiesta con pérdida de peso, debilidad y fatiga en etapas avanzadas, lo que indica que el hígado ha dejado de trabajar correctamente.

La evolución de la esteatosis hepática puede tomar años o décadas.

Diagnóstico
El diagnóstico se hace por medio de ultrasonido hepático y se determina cuando el órgano tiene más de 5% de su peso total con contenido graso.

También presenta elevación de las enzimas hepáticas (transaminasas) que se presentan en la química sanguínea.

Algunas personas se quejan de dolor abdominal leve en la zona hepática (hipocondrio derecho) y sólo un pequeño porcentaje presentan datos de insuficiencia hepática.

El diagnóstico certero se realiza por biopsia hepática, que muestra acumulación grasa en los hepatocitos y puede haber inflamación y fibrosis. No es posible realizar a todos los pacientes biopsia hepática, aunque es el único examen que permite diferenciar entre esteatosis simple (acumulación de grasa) o esteatohepatitis (grasa asociada a inflamación y fibrosis).

Es importante que las pruebas para hepatitis B y C se realicen y sean negativas.

Tratamiento
Consiste principalmente en :

  • Bajar de peso (sin embargo, nunca debe hacerse en forma rápida porque eso empeora el cuadro)
  • Incrementar la actividad física
  • Evitar el consumo de alcohol
  • Evitar medicamentos innecesarios especialmente de analgésicos antiinflamatorios y hormonas femeninas

En las etapas más avanzadas pueden usarse antioxidantes como la vitamina E o agentes sensibilizadores de la insulina.

Pronóstico y consecuencias

  • La gran mayoría no desarrollan consecuencias graves
  • El 20% desarrollan algún grado de fibrosis que puede llevar a cirrosis hepática y cáncer

Recuerda la importancia de asistir con tu médico esporádicamente, para prevenir enfermedades.

14 Me gusta

;

1 le gusta

TEMASCHIBIS.gif-lucy556

ko0-KMJJ9-Cc-Gr

image


Hoy Viernes 8 de Enero!!!

image

bendic28

alicia42

ROSI-GRACIAS ,

36- BUEN TEMA

image


*