Djokovic le dio una paliza a Medvedev y ganó su noveno título en Australia