Dinamarca sacrifica millones de visones y confina una región tras una mutación del virus