Desgarrador testimonio de una esclava sexual en México

Fui violada 43.200 veces

Karla Jacinto es una de las miles de víctimas del tráfico de personas, una industria creciente en algunos estados mexicanos. En los cuatro años que duró su cautiverio, la joven fue extorsionada y obligada a ejercer la prostitución, e incluso tuvo una hija de su proxeneta.
Con solo 12 años Karla fue seducida por un hombre 10 años mayor, quien le ofreció un futuro mejor, lejos de una familia disfuncional en la que sufría abusos desde los cinco años.
En los primeros tres meses la relación era normal. Vas a ser mi princesa, le decía. Pero, según contó la joven, hoy de 23 años, de pronto todo cambió y comenzó su larga pesadilla. Cuando su novio la dejó sola en su apartamento, sus primos comenzaron a llevar chicas distintas cada semana y, unos días después, le empezaron a decir todo lo que tenía que hacer para ejercer la prostitución, publicó el portal de CNN. Me decía las posturas, cuánto debería cobrar, las cosas que tenía que hacer con el cliente y durante cuánto tiempo, cómo debía tratarlos y cómo tenía que hablarles para que me dieran más dinero, recordó.

El infierno de Karla la llevó a Guadalajara, una de las grandes ciudades de México. Allí fue obligada a prostituirse desde las 10 de la mañana hasta la medianoche. Veinte hombres por día durante toda la semana. Algunos hombres se reían de mí porque lloraba.

Finalmente, luego de una pesadilla de cuatro años, Karla Jacinto fue rescatada en 2006, durante una operación antitrata en Ciudad de México. Sin embargo, su vida guardará para siempre el horror vivido.

1 le gusta

Esta publicación fue reportada por la comunidad y se encuentra oculta temporalmente.

Viejos asquerosos q pagan por niñas q ni están desarrolladas,como pueden hacer sexo con una chica jovencita y ver a sus hijas,madres y hermanas al otro día como si nada

asquerosos ojala se murieran todos esos que abusan de los ninos