Decoración en blanco y azul

El estilo mediterráneo es propio de la costa, y cuenta con algunos elementos e ideas que se han convertido en todo un clásico a la hora de decorar los espacios. La decoración en blanco y azul forma parte de este estilo, y sin duda es una de las mejores elecciones para el verano, y aquí tenemos un poco de inspiración.

El color blanco aporta luminosidad a los espacios, y el color azul frescura, que es lo que se necesita durante el verano. Tanto para el comedor como en la habitación o el salón, esta combinación de tonos es una de las más recurridas, y es que siempre funciona y no creemos que llegue a pasar de moda.

En esta casa encontramos muchos elementos del típico estilo mediterráneo. La madera desnuda es algo típico, puesto que es un estilo de campo, con cierto encanto rústico de los pueblos costeros. Además, en esta inspiración vemos cómo han combinado no solamente los detalles decorativos del hogar, sino también la ropa y los complementos.

A la hora de poner la mesa tenemos muchas ideas para dar lugar a este estilo tan de costa. Rayas marineras que se mezclan con estampados clásicos de flores, o bien estrellas de mar para decorar. Detalles tan naturales como el bajoplato en mimbre son estupendos y de tendencia, pro lo que hay que tomar nota si queremos tener una mesa de verano perfecta.

En esta casa también han pensado en el toque natural, y es que añadir plantas es casi obligado en esta tendencia. El estilo mediterráneo surge en lugares rodeados de naturaleza, por lo que es una idea estupenda la de añadir preciosas plantas para dar un toque de color diferente que rompa con el blanco y azul. Han optado por macetas en tonos tierra y por cestas de mimbre, todo muy clásico y natural.

2 Me gusta

Este color me agrada


,-

1 le gusta