Cuesta Serena, Áncash

La naturaleza nos hace más humanos, y hoy más que nunca buscamos espacios abiertos, descongestionados y saludables. Huertos y jardines, experiencias gastronómicas saludables, salas de meditación, yoga y masajes, rutas y caminatas por los alrededores, y varios senderos por los que pasear en Cuesta Serena. De esta manera, y sin muchos kilómetros que recorrer, este refugio es un lugar cercano a Lima, para desconectar y disfrutar de la naturaleza. Sus ocho habitaciones miran a los nevados de Cordillera Blanca. Imaginen ese despertar.

5 Me gusta

Que bello y tranquilo se ve el lugar


.

Que lindo se ve muy campestre el ambiente